Los aspectos de la soberbia, preponderancia y oposición de la religión de Al-lah, Alabado sea

Alabado sea Al-lah, Dueño de los mundos; quien dice en el Noble Corán: {سَأَصْرِفُ عَنْ آيَاتِيَ الَّذِينَ يَتَكَبَّرُونَ فِي الأَرْضِ بِغَيْرِ الْحَقِّ وَإِنْ يَرَوْا كُلَّ آيَةٍ لا يُؤْمِنُوا بِهَا وَإِنْ يَرَوْا سَبِيلَ الرُّشْدِ لاَ يَتَّخِذُوهُ سَبِيلاً وَإِنْ يَرَوْا سَبِيلَ الْغَيِّ يَتَّخِذُوهُ سَبِيلاً ذَلِكَ بِأَنَّهُمْ كَذَّبُوا بِآيَاتِنَا وَكَانُوا عَنْهَا غَافِلِينَ” “Alejaré de Mis signos a quienes actúen con soberbia en la Tierra sin razón. Aunque vean todos los milagros no creerán. Si ven el sendero de la guía no lo seguirán y, por el contrario, cuando vean el sendero del desvío se extraviarán. Esto es por haber desmentido Mis signos y haber sido negligentes”.

Doy testimonio que no hay más dios que Al-lah, El Poderoso, El Sabio, y que nuestro Profeta Mohammed es su siervo y Mensajero ¡Que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, con sus familiares y todos sus compañeros!

Entrando en materia…

La consecuencia de los arrogantes, sean individuos o naciones, es funesta en la vida mundana y en la Otra. La destrucción de naciones y pueblos que eran presumidos y se engreían es una tradición decisiva en la creación de  Al-lah, Alabado sea, pues no encontrarás ningún cambio en la tradición de Al-lah. Dijo Al-lah, Alabado sea: {فَأَمَّا عَادٌ فَاسْتَكْبَرُوا فِي الْأَرْضِ بِغَيْرِ الْحَقِّ وَقَالُوا مَنْ أَشَدُّ مِنَّا قُوَّةً  أَوَلَمْ يَرَوْا أَنَّ اللَّهَ الَّذِي خَلَقَهُمْ هُوَ أَشَدُّ مِنْهُمْ قُوَّةً  وَكَانُوا بِآيَاتِنَا يَجْحَدُونَ * فَأَرْسَلْنَا عَلَيْهِمْ رِيحًا صَرْصَرًا فِي أَيَّامٍ نَّحِسَاتٍ لِّنُذِيقَهُمْ عَذَابَ الْخِزْيِ فِي الْحَيَاةِ الدُّنْيَا وَلَعَذَابُ الْآخِرَةِ أَخْزَى وَهُمْ لَا يُنصَرُونَ   “En cuanto a ‘Ad, actuaron con soberbia y cometieron injusticias en la tierra. Dijeron: “¿Acaso existe alguien más poderoso que nosotros?” ¿Acaso no sabían que Al-lah es Quien los creó y que Él es más poderoso que ellos? Pero rechazaron Mis signos. Les envié un fortísimo viento gélido en días terribles, para hacerles sufrir el castigo humillante en esta vida; pero el castigo de la otra vida será más humillante aún, y no tendrán quién los socorra”; y dijo también:

{وَكَأَيِّن مِّن قَرْيَةٍ عَتَتْ عَنْ أَمْرِ رَبِّهَا وَرُسُلِهِ فَحَاسَبْنَاهَا حِسَابًا شَدِيدًا وَعَذَّبْنَاهَا عَذَابًا نُّكْرًا* فَذَاقَتْ وَبَالَ أَمْرِهَا وَكَانَ عَاقِبَةُ أَمْرِهَا خُسْرًا}

“¡A cuántos pueblos que desobedecieron a su Señor y a Sus Mensajeros los hice rendir cuentas en forma severa y los azoté con un castigo nunca visto! Ellos sufrieron las consecuencias de sus obras. Su final fue la perdición”.

La soberbia es el primer pecado con el que se desobedeció a Al-lah, Alabado sea, cuando Al-lah ordenó a los ángeles que se prosternasen ante Adán, y lo obedecieron, pero Iblis desobedeció la orden de su Señor. Dijo Al-lah, Alabado sea:  {وَإِذْ قُلْنَا لِلْمَلائِكَةِ اسْجُدُوا لآَدَمَ فَسَجَدُوا إِلاَّ إِبْلِيسَ أَبَى وَاسْتَكْبَرَ وَكَانَ مِنَ الْكَافِرِينَ}.  “Pero cuando dije a los ángeles: “¡Prostérnense ante Adán!” Todos se prosternaron excepto Iblís, que se negó y fue soberbio, y se convirtió en uno de los incrédulos”.

Los soberbios se conocen por sus huellas odiosas en el Día del Juicio Final, como se conocían con las mismas huellas en la vida mundana. Dijo Al-lah, Alabado sea: {وَنَادَى أَصْحَابُ الأَعْرَافِ رِجَالاً يَعْرِفُونَهُم بِسِيمَاهُمْ قَالُوا مَا أَغْنَى عَنكُمْ جَمْعُكُمْ وَمَا كُنتُمْ تَسْتَكْبِرُونَ}  “La gente de los lugares elevados llamarán a unas personas [habitantes del Fuego] que serán reconocidas por su aspecto, diciéndoles: “De nada les valieron sus riquezas ni su soberbia”. Por eso, el Islam advirtió de la mala consecuencia de la soberbia, considerándola una de las puertas de alejarse de la misericordia de Al-lah, Alabado sea, amenazando a los arrogantes con el castigo doloroso. En este sentido dijo Al-lah, Alabado sea: : {إِنَّ الَّذِينَ كَذَّبُوا بِآيَاتِنَا وَاسْتَكْبَرُوا عَنْهَا لاَ تُفَتَّحُ لَهُمْ أَبْوَابُ السَّمَاءِ وَلاَ يَدْخُلُونَ الْجَنَّةَ حَتَّى يَلِجَ الْجَمَلُ فِي سَمِّ الْخِيَاطِ وَكَذَلِكَ نَجْزِي الْمُجْرِمِينَ} “A quienes hayan desmentido Mis signos con soberbia no se les abrirán las puertas del cielo ni entrarán en el Paraíso hasta que un camello pase por el ojo de una aguja. Así castigo a los pecadores”; y dijo también:  {وَيَوْمَ الْقِيَامَةِ تَرَى الَّذِينَ كَذَبُوا عَلَى اللَّهِ وُجُوهُهُم مُّسْوَدَّةٌ أَلَيْسَ فِي جَهَنَّمَ مَثْوًى لِّلْمُتَكَبِّرِينَ}،  “El Día de la Resurrección verás que los rostros de quienes desmintieron a Al-lah estarán ensombrecidos. ¿Acaso no es el Infierno la morada para los soberbios?”.  Por otra parte, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “El Paraíso y el Infierno protestaron. Dijo el Infierno: En mí se hallan los déspotas y los arrogantes. Y dijo el Paraíso: en mí están los más vulnerables de la gente y los humildes. Y Allah dictaminó sobre ambos: ¡Ciertamente el Paraíso eres Mi misericordia, y otorgaré Mi misericordia a quien Yo desee! ¡Ciertamente el Infierno eres Mi castigo, y otorgaré Mi castigo a quien Yo desee! Y en mi mano está el llenaros los dos”, y dijo también: “¿Acaso no quieren que les informe sobre la gente del fuego? Es todo orgulloso arrogante”.

No cabe duda de que la soberbia es un comportamiento que reside en el corazón enfermo. Pues, un hombre puede ser pobre y sin dinero ni propiedad, y a pesar de ello es arrogante; y viceversa, puede ser muy rico, que posee muchas cosas pero es modesto y humilde ante Al-lah, Alabado sea. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “El que tiene en su corazón el peso de un grano de mostaza de orgullo, no se entrará en el Paraíso. Una persona (entre sus oyentes), dijo: Una persona ama que su vestido parezca bien, y que sus zapatos parezcan bien. El Mensajero de Al-lah dijo: Al-lah es elegante y ama a la elegancia. El orgullo se trata de desdeñar la verdad y despreciar el pueblo”. Es, además una de las enfermedades psicológicas y sociales  más graves que aplastan el alma y destruye la sociedad. El arrogante es engañado por sí mismo, que se prepone con este vicio con los demás. Dijo Al-lah, Alabado sea: “sus corazones están colmados de soberbia, y sabe que no lograrán sus propósitos”.

A pesar de que la arrogancia reside en el corazón, tiene aspectos que figuran en el comportamiento y el trato. De estos aspectos: que su soberbia lo impulsa a hacer el mal. Dijo Al-lah, Alabado sea: “Y cuando se le dice [a uno de ellos]: “Tengan temor de Al-lah”, su soberbia lo impulsa a hacer el mal”. Entonces, el arrogante se impulsa por su odiada soberbia rechazando la verdad, de forma que el hecho de llamarle a la verdad le hace cada vez más orgulloso y arrogante, y, por tanto, se lleva a la perdición. Dijo Al-lah, Alabado sea: {فَحَسْبُهُ جَهَنَّمُ وَلَبِئْسَ الْمِهَادُ} “Su retribución será el Infierno. ¡Qué pésimo destino!”. Algunos son arrogantes respecto a las órdenes del el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y entonces recibirá el castigo por su arrogancia y tenacidad.

De Salama Ibn Alakua que dijo: “Un hombre comió con el Mensajero de Al-lah y viendo que lo hacía con la mano izquierda, le dijo: ¡Come con tu derecha!’. ‘¡No puedo!’, dijo el hombre. A lo que el Mensajero de Al-lah le contestó: ‘¡Pues, ojalá no puedas!’ Tan sólo la soberbia te lo impide. Aquel hombre jamás pudo levantar la mano otra vez hacia su boca».

De los aspectos de arrogancia también rechazar a la gente, quiere decir: alejar la cara lejos por arrogancia. Al-lah, Alabado sea, prohibió este acto en boca de Luqman, cuando dijo a su hijo: {وَلا تُصَعِّرْ خَدَّكَ لِلنَّاسِ وَلا تَمْشِ فِي الأَرْضِ مَرَحًا إِنَّ اللَّهَ لا يُحِبُّ كُلَّ مُخْتالٍ فَخُورٍ}  “No rechaces a la gente y no andes por la Tierra como un arrogante. Al-lah no ama a los presumidos ni a los engreídos”. De los aspectos también caminar por la Tierra con arrogancia, quiere decir: caracterizarse por la arrogancia y el orgullo al caminar. Dijo Al-lah, Alabado sea:  {وَلاَ تَمْشِ فِي الأْرْضِ مَرَحًا إِنَّكَ لَنْ تَخْرِقَ الأَْرْضَ وَلَنْ تَبْلُغَ الْجِبَال طُولاً. كُل ذَلِكَ كَانَ سَيِّئُهُ عِنْدَ رَبِّكَ مَكْرُوهًا}.  “No caminen por la Tierra con arrogancia, pues ella no se abrirá por su andar, ni tampoco podrán igualar a las montañas en altura [para ser tan imponentes como ellas]. Todos estos comportamientos son perjudiciales para ustedes y detestables ante su Señor”. De estos aspectos también ir caminando de forma arrogante por las propiedades y por los favores de Al-lah, Alabado sea: en este contexto dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Mientras un hombre iba caminando de forma arrogante admirándose a sí mismo y a su ropa, Al-lah hizo que la tierra lo tragara y continuará sufriendo este castigo hasta el Día de la Resurrección”. La arrogancia puede ser por el mobiliario doméstico, los coches y los palacios poseídos como aspecto de orgullo y soberbia y las otras posesiones de la vida efímera. De tales aspectos: mostrarse altivos al sentarse con los pobres o débiles por desprecio a estos, como hicieron los incrédulos al mostrarse altivos con los pobres compañeros del Profeta: Salman, Suhaib, Bilal…entre otros, que Al-lah esté complacido con todos ellos, cuando dijeron al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: Expulsa a estos por no se atrevan a nosotros, entonces, Al-lah, Alabado sea, hizo descender la aleya: {وَلاَ تَطْرُدِ الَّذِينَ يَدْعُونَ رَبَّهُمْ بِالْغَدَاةِ وَالْعَشِيِّ يُرِيدُونَ وَجْهَهُ}  “No rechaces a quienes invocan a su Señor por la mañana y por la tarde anhelando Su rostro”. De los aspectos de mostrarse altivo limitarse a invitar solamente a los ricos para los banquetes y excepcionar a los pobres por desprecio a ellos. Dijo Abu Huraira, que Al-lah esté complacido con él: “La peor comida es la de banquetes, a la que se invitan los ricos y se alejan a los mezquinos”.

De los aspectos de arrogancia dejar de saludar o dar la mano a los que parecen inferiores a la persona despreciándoles. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, empezaba saludando a todos sean menores o mayores. En este sentido, se narró que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pasó por algunos muchachos y los saludó.

Asimismo, uno de los aspectos de arrogancia es exagerar y transgredir en la discordia. Es seguro que está prohibido al musulmán dejar de hablar con su hermano por tres días continuos, porque es un signo de ruptura, daño y corrupción, y, por tanto, merecerá el castigo del Día Final. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “No le está permitido al musulmán interrumpir sus relaciones con su hermano por un período superior a tres días. Ya que si alguien lo hiciera y se muere estando en esta situación, irá al Infierno, excepto que Al-lah, Alabado sea, tuviera piedad de él”, “No está permitido para un musulmán ser abandonado por su hermano por más de tres días, volteándose ambos y alejándose uno del otro cuando se encuentran. El mejor de ellos es el primero en saludar al otro”, y dijo también: “Hay cuatro características, y quien las tenga todas es un perfecto hipócrita, y quien tenga alguna de ellas tiene trazos de hipocresía hasta que la abandone: cuando se le confía, traiciona; cuando habla, miente; cuando promete, no cumple; y cuando discute, exagera y transgrede”.

La arrogancia y la preponderancia fueron una causa de que muchos incrédulos abstuvieron de abrazar el Islam y decir “No hay más dios que Al-lah”. Dijo Al-lah, Alabado sea:  {إِنَّهُمْ كانُوا إِذا قِيلَ لَهُمْ لا إِلهَ إِلاَّ اللَّهُ يَسْتَكْبِرُونَ}  “Cuando se les decía: “No hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Al-lah”, respondían con arrogancia”. Ellos desdeñaban seguir otras religiones excepto las de sus padres y abuelos. Por motivo de la arrogancia también los judíos dejaron de seguir al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, a pesar de que estaban seguros de que era sincero respecto a su profecía.  Dijo Al-lah, Alabado sea: {الَّذِينَ آتَيْنَاهُمُ الْكِتَابَ يَعْرِفُونَهُ كَمَا يَعْرِفُونَ أَبْنَاءَهُمْ وَإِنَّ فَرِيقًا مِنْهُمْ لَيَكْتُمُونَ الْحَقَّ وَهُمْ يَعْلَمُونَ}   “Aquellos a quienes concedí el Libro [judíos y cristianos] lo reconocen como reconocen a sus propios hijos. Algunos de ellos ocultan la verdad a sabiendas”, es también la que llevó al pueblo de Israel a desmentir a sus profetas y a matar a algunos de los cuales; Dijo Al-lah, Alabado sea: {أَفَكُلَّمَا جَاءَكُمْ رَسُولٌ بِمَا لاَ تَهْوَى أَنفُسُكُمُ اسْتَكْبَرْتُمْ فَفَرِيقاً كَذَّبْتُمْ وَفَرِيقاً تَقْتُلُونَ} “¿No es cierto acaso que cada vez que se les presentaba un Mensajero que no satisfacía sus deseos se comportaban con soberbia, desmintiendo a unos y matando a otros?”.

La arrogancia es un motivo de incredulidad y desmentir en las naciones anteriores. Dijo Al-lah, Alabado sea, en boca del profeta Noé: “Cada vez que les invité a la guía recta para que Tú los perdonaras, se pusieron los dedos en los oídos, se cubrieron [los ojos] con la ropa, se obstinaron y actuaron con soberbia”. También Al-lah, Alabado sea, habló del pueblo de Hud, la paz sea con él, diciendo: {فَأَمَّا عَادٌ فَاسْتَكْبَرُوا فِي الْأَرْضِ بِغَيْرِ الْحَقِّ وَقَالُوا مَنْ أَشَدُّ مِنَّا قُوَّةً}  “En cuanto a ‘Ad, actuaron con soberbia y cometieron injusticias en la tierra. Dijeron: “¿Acaso existe alguien más poderoso que nosotros?”, y del pueblo de Sálih:  {قَالَ الْمَلأُ الَّذِينَ اسْتَكْبَرُواْ مِن قَوْمِهِ لِلَّذِينَ اسْتُضْعِفُواْ لِمَنْ آمَنَ مِنْهُمْ أَتَعْلَمُونَ أَنَّ صَالِحًا مُّرْسَلٌ مِّن رَّبِّهِ قَالُواْ إِنَّا بِمَا أُرْسِلَ بِهِ مُؤْمِنُونَ * قَالَ الَّذِينَ اسْتَكْبَرُواْ إِنَّا بِالَّذِيَ آمَنتُمْ بِهِ كَافِرُونَ}،  “Dijeron los nobles soberbios de su pueblo a los más débiles que habían creído: “¿Acaso piensan que Sálih es un Mensajero de su Señor?” Les respondieron: “Creemos en el Mensaje que nos transmite”. Los soberbios dijeron: “Nosotros rechazamos lo que ustedes creen”. Y del pueblo de Jetró:  (قَالَ الْمَلأُ الَّذِينَ اسْتَكْبَرُواْ مِن قَوْمِهِ لَنُخْرِجَنَّكَ يَا شُعَيْبُ وَالَّذِينَ آمَنُواْ مَعَكَ مِن قَرْيَتِنَا أَوْ لَتَعُودُنَّ فِي مِلَّتِنَا)،  “Dijeron los nobles de su pueblo con soberbia: “Te expulsaremos de nuestra ciudad, a ti, ¡oh, Jetró!, y también a los creyentes, a menos que vuelvan a nuestra religión”. [Jetró] replicó: “¿Aunque sea en contra de nuestra voluntad?”. Así fue la consecuencia de cada nación que se vio superior a la orden de Al-lah, Alabado sea: la perdición y el mal fin, ¡Qué mala consecuencia y qué mal destino!

El tratamiento de quien se afecta por esta enfermedad es curar el corazón, a través de conocer bien a sí mismo, meditar el origen de su existencia, hecha de barro después de la nada, luego de óvulo fecundado que luego se transforma en un embrión, luego en una masa de tejidos, y cómo se convirtió en un ser vivo después de la nada. Que sepan los arrogantes que en el Día Final se castigarán en contra de su intención. De este modo, quien intenta preponerse y enorgullecerse será resucitado siendo el más despreciado y el inferior de todos. Dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Los arrogantes serán resucitados del tamaño de una pequeña hormiga en la forma del hombre. Serán cubiertos por humillación por todos lados”. Asimismo, dijo Al-lah, Alabado sea: “La morada de la otra vida [en el Paraíso] es para quienes no son soberbios ni siembran la corrupción en la Tierra. ¡Bienaventurados sean los piadosos!”.                       

Dicho esto, ¡espero que Al-lah nos perdone a todos!

                                              *      *       *

Alabado sea Al-lah, Señor del universo; la paz y las bendiciones de Al-lah sean con su Mensajero Mohamed, sus familiares, todos sus compañeros y aquellos que les siguen con bondad hasta el Día del Juicio Final.

¡Hermanos por la causa del Islam!

Uno de los aspectos de la oposición de la religión de Al-lah, Alabado sea,  es  la contradicción entre los dichos y hechos, pretender ser ideales y pacíficos por quienes se concentran en la forma y las apariencias, dando absoluta prioridad a la forma aunque sea a cuenta del contenido, y aunque esta persona no tiene un nivel humano o ético que le conviertan en un ejemplar. Pues, quien tiene la forma y apariencia aceptables pero no están combatibles con las enseñanzas del Islam se considera uno de los aspectos más importantes de destrucción, aversión y  oposición de la religión de Al-lah, Alabado sea. A estos se aplica el dicho del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “es seguro que entre vosotros existen algunos repelentes”.

Si la apariencia es semejante a la de los hombres devotos con un contenido diferente: maltrato, mentira, traición, apropiarse de las posesiones de los demás sin derecho a hacerlo, entonces, es un asunto muy grave, donde se considera la persona de los hipócritas, como es el caso de los grupos extremistas que comercializan por la religión de Al-lah, Alabado sea, a pesar de que son los mayores protectores del terrorismo; sus líderes intentan frustrar y debilitar el Estado, lo que les facilita apoderarse de la autoridad en sus países, utilizando todos los remedios para ello.

Asimismo, quien limita la religiosidad a las adoraciones con el mal entendimiento de su religión, exagerar en la acusación de incredulidad, llevar las armas para utilizarlas contra la gente, como los jarichitas, que fueron los más oradores, ayunantes y que más hacían la oración voluntaria de la noche, pero no consiguieron el correcto conocimiento que les impida a derramar la sangre, por tanto, salieron con sus espadas para matar a la gente. Si estos separatistas hubieran pedido el conocimiento, les impediría hacerlo. El Islam es la religión de misericordia con todos sus sentidos, de modo que todo lo que aleja de la misericordia aleja del Islam. La moraleja consiste en el buen comportamiento y no solamente en los dichos. Dice un refrán: un hombre que trabaja de entre mil hombres es mejor que mil hombres que hablan.

¡Oh nuestro Señor, háganos ver la verdad como verdad, y concédenos seguirla; y ver el vano como vano y concédenos evitarlo!