El Islam es trabajo y comportamiento: ejemplos de la vida de los siguientes compañeros del profeta

Alabado sea Al-lah, Dueño de los mundos; quien dice en el Noble Corán:

 {وَالَّذِينَ جَاءُوا مِنْ بَعْدِهِمْ يَقُولُونَ رَبَّنَا اغْفِرْ لَنَا وَلِإِخْوَانِنَا الَّذِينَ سَبَقُونَا بِالْإِيمَانِ وَلَا تَجْعَلْ فِي قُلُوبِنَا غِلًّا لِلَّذِينَ آمَنُوا رَبَّنَا إِنَّكَ رَءُوفٌ رَحِيمٌ}

“Quienes vienen después de ellos imploran: ¡Oh Señor nuestro! Perdónanos, a nosotros y a nuestros hermanos que nos han precedido en la fe. No infundas en nuestros corazones rencor hacia los creyentes, ¡Señor nuestro!, Tú eres Compasivo, Misericordioso”.

Doy testimonio que no hay más dios que Al-lah, y que nuestro Profeta Mohammed es Su siervo y Mensajero ¡Que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, con sus familiares y todos sus compañeros!

Entrando en materia…

Al-lah, Alabado sea, elige de entre Sus siervos a quien trabaja para Su religión y es fiel a Él y a Su mensaje. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, informó que lo mejor de esta nación son sus compañeros, que Al-lah esté complacido con ellos, y los siguientes compañeros. Relató Abdul-lah Ibn Massoud, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él,  dijo: “La mejor generación es la mía, luego la siguiente y luego la siguiente”. Estos compañeros son la élite, los llamados “buenos”, son los portadores de la ciencia, de la que disipan la desviación de los extremistas, la innovación de las personas de la falsa y la mala interpretación y de los ignorantes. Al-lah, Alabado sea, les rindió homenaje con los Compañeros del Profeta, calificándolos como benefactores y aceptándolos. Preparó para ellos jardines debajo de los cuales fluyen los ríos, diciendo:

{وَالسَّابِقُونَ الْأَوَّلُونَ مِنَ الْمُهَاجِرِينَ وَالْأَنصَارِ وَالَّذِينَ اتَّبَعُوهُم بِإِحْسَانٍ رَّضِيَ اللَّهُ عَنْهُمْ وَرَضُوا عَنْهُ وَأَعَدَّ لَهُمْ جَنَّاتٍ تَجْرِي تَحْتَهَا الْأَنْهَارُ خَالِدِينَ فِيهَا أَبَدًا ذَلِكَ الْفَوْزُ الْعَظِيمُ}

“Al-lah se complace con los primeros que aceptaron el Islam y emigraron [a Medina], se complace con aquellos que los socorrieron, y con todos los que sigan su ejemplo [en la fe y las buenas obras], y todos ellos se complacen con Al-lah. Él les ha reservado jardines por donde corren ríos, donde morarán por toda la eternidad. Ese es el triunfo grandioso”.

Los siguientes son los más cercanos a la era del profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Son la segunda generación después de la de los compañeros, después de ellos viene la próxima generación de los siguientes, que Al-lah esté complacido con todos ellos.

Los siguientes habían acompañado a los compañeros, que Al-lah esté complacido con ellos y aprendieron la ciencia de ellos. Los compañeros dieron testimonio de su favor tanto de la gracia como del conocimiento. A este respecto, se cita el testimonio de Ibn Omar (que Al-lah esté complacido con él) a favor de Said Ibn Al Mossayeb (que Al-lah esté complacido con él): “Juro por Al-lah que es uno de los muftíes”. Y dijo también: “Pregúntele a Ibn Al Mossayeb; él acompañó a los virtuosos. Y el mismo Ibn Al Mossayeb emitió fetuas en presencia de los compañeros. En La Meca, ‘Ataa Ibn Abu Rabbah dirigía sesiones de fetuas después de la muerte del erudito de la comunidad Abdul-lah Ibn Abbas, que Al-lah esté complacido con él. Cuando Abdul-lah Ibn Omar, que Al-lah esté complacido con él, llegó a La Meca, la gente lo interrogaba y él les decía: ¡Oh, gente de la Meca!, ¿me preparáis las preguntas mientras que entre vosotros está “Ataa” Ibn Abu Rabbah?

Los siguientes se dieron a conocer por el amor que llevaron al profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Al Hassan Al Basri, cuando recitó el hadiz relacionado con la historia de nostalgia del el tronco para el profeta la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo; ¡Oh siervos de Al-lah! La madera es nostálgica para el Profeta, a priori, debéis ser más apasionados por él. Se le preguntó al imán Malek: ¿cuándo has escuchado de Abu Ayoub As-Sekhtiany? Él respondió: hizo dos veces la peregrinación sin escucharlo, solo lo miraba. Pero cuando se mencionaba el nombre del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, lloraba hasta que sentía lástima por él. Debido a su estima por el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, solo informaban su hadiz a buen ritmo y con una mejor apariencia. Sus seguidores se formaron así. Abu Salmah Al Khozai, que Al-lah esté complacido con él, dijo: Cuando Malek Ibn Anas quería salir a decir el hadiz, realizaba abluciones tanto como las de oración. Llevaba su mejor ropa, se peinaba la barba. Le preguntábamos sobre este tema. Él decía: Con esta actitud rindo homenaje al hadiz del Mensajero de Al-lah la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él.

Hay algunos que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, llamó hombres buenos como Oweis Al Qarni, que estaba muy agradecido con su madre. El profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, lo mencionó a sus compañeros como un hombre cuyas evocaciones son respondidas. Según Omar Ibn Al Khattab (que Al-lah esté complacido con él): Oí al Profeta la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, decir: “Entre los mejores siguientes habrá un hombre llamado Oweis, él vive con su madre. Él tiene una parte de lepra en su cuerpo. Ordénale que llame a Al-lah para que te perdone. Cuando los yemenitas llegaron a Omar, lo estaba buscando entre ellos. Cuando lo conoció, le pidió que le pidiera perdón de Al-lah. Oweis le dijo a Omar: Eres tú quien debería invocar el perdón a mi favor; eres el compañero del Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Omar insistió en que Oweis pidiera perdón por él.

Gracias a los compañeros del Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, los siguientes aprendieron la buena comprensión de la religión. El imán Al Hassan Al Bassri (que Al-lah se apiade de él), uno de los siguientes seguidores, cuando le preguntaron: ¿Eres creyente? Él respondió: Hay dos tipos de fe: si me preguntas acerca de creer en Al-lah, sus ángeles, sus libros, sus mensajeros, en el paraíso, la resurrección y el ajuste de cuentas, por lo tanto, soy un creyente. Si me haces la pregunta sobre el dicho de Al-lah, Alabado sea: “{إِنَّمَا الْمُؤْمِنُونَ الَّذِينَ إِذَا ذُكِرَ اللَّهُ وَجِلَتْ قُلُوبُهُمْ وَإِذَا تُلِيَتْ عَلَيْهِمْ آيَاتُهُ زَادَتْهُمْ إِيمَاناً وَعَلَى رَبِّهِمْ يَتَوَكَّلُونَ * الَّذِينَ يُقِيمُونَ الصَّلاةَ وَمِمَّا رَزَقْنَاهُمْ يُنْفِقُونَ * أُولَئِكَ هُمُ الْمُؤْمِنُونَ حَقّاً}“Los creyentes son aquellos que cuando les es mencionado el nombre de Al-lah sus corazones se estremecen, y que cuando les son recitados Sus versículos les aumenta la fe y se encomiendan a su Señor. [Los creyentes] son quienes realizan la oración y dan en caridad parte de lo que les he proveído. Estos son los verdaderos creyentes”, juro por Al-lah que no sé si estoy entre ellos o no. Al Beihaqi dijo: Al Hassan no duda en la base de la fe, pero reflexiona sobre la perfección de la fe de la que Al-lah promete a los creyentes del Paraíso en su Palabra: {لَهُمْ دَرَجَاتٌ عِنْدَ رَبِّهِمْ وَمَغْفِرَةٌ وَرِزْقٌ كَرِيمٌ}  “que alcanzarán grados elevados ante su Señor, el perdón y un sustento generoso”. También aprendieron la facilidad y la pusieron en práctica en sus vidas. Sofiane Athawri, que Al-lah se apiade de él, dijo: Para nosotros, la verdadera ciencia radica en encontrar el permiso en una prueba auténtica. En cuanto al rigor, todos sobresalen. Al Azraq Ibn Qais dijo: Estábamos al borde de un río en Ahwaz, cuyas aguas se estaban secando. Abu Barazah Al Aslami vino a caballo, rezó mientras dejaba el caballo al lado. El caballo saltó, por lo que interrumpió su oración, siguió al caballo, lo tomó y regresó para completar su oración. Entre nosotros había un hombre erudito que dijo: mira a este anciano que interrumpió su oración a causa de un caballo. El hombre regresó diciendo: Por Al-lah, nadie me regañó después de haberme alejado del Mensajero de Al-lah; y continuó diciendo: mi casa está muy lejos. Si continuara mi oración dejando mi caballo, no habría podido regresar con mi familia hasta el anochecer. Él inspiró en su comportamiento del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él,  quien, cuando se le dio la opción entre dos cosas, optaba por lo más fácil, a menos que sea un pecado. Es el profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, quien dice: “Facilitad las cosas y no las hagáis difíciles (para la gente en temas de religión). Dadles buenas noticias y no los hagáis huir (del Islam).”  Y “La gentileza siempre que está presente en una cosa la embellece más. Y si está ausente de una cosa, la afea”. También aplicaron la misericordia, la solidaridad y el sentimiento de los demás de una manera práctica en sus vidas. Ali Ibn Al Hussein Ibn Ali (que Al-lah esté complacido con él) gastó ampliamente a los pobres en secreto sin que nadie lo conociera. Cuando murió, los pobres perdieron a su padrino. Cuando le dieron el baño ritual, encontró en su espalda y hombros rastros de llevar bolsas grandes a las casas de viudas e indigentes. Por lo tanto, se dio cuenta de que era él quien venía a ellos de noche. Se informa que fue responsable de los gastos de un centenar de familias en Medina.

Los siguientes estaban unidos y emocionales no solo hacia los musulmanes, sino también hacia los no musulmanes. Nuestro maestro Omar Ibn Abdel Aziz escribe a su prefecto en Basora: “Examina a los titulares de pactos en su departamento, especialmente los mayores de edad, fuerza precaria y ganancias perdidas. Dedíqueles del Tesoro la cantidad adecuada. A este respecto, se siente inspirado por la actitud de Omar Ibn Al Khattab, que Al-lah esté complacido con él, cuando vio a un anciano del Pueblo del Libro dedicado a la mendicidad. Omar dijo: Por Al-lah, uno no es justo con él cuando come el fruto de su juventud y humilla su vejez. Luego le dio un pago mensual del Tesoro. En su pacto con los habitantes de Hira, Khaled Ibn Al Walid, que Al-lah esté complacido con él, incluye: Exijo que cuando un anciano no pueda trabajar o tenga una discapacidad o un hombre rico que está empobrecido, estará a expensas del tesoro público. Todos siguieron el ejemplo del Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y aplicaron la verdadera religión. Al-lah, Alabado sea,  dice:

{لا ينهاكم اللَّهُ عَنِ الَّذِينَ لَمْ يُقَاتِلُوكُمْ فِي الدِّينِ وَلَمْ يُخْرِجُوكُمْ مِنْ دِيَارِكُمْ أَنْ تَبَرُّوهُمْ وَتُقْسِطُوا إِلَيْهِمْ إِنَّ اللَّهَ يُحِبُّ الْمُقْسِطِينَ}

“Al-lah no les prohíbe hacer el bien y tratar con justicia a quienes no los han combatido por causa de la religión ni los han expulsado de sus hogares, porque Al-lah ama a los que actúan con justicia”.Su misericordia no estaba limitada al hombre; sino se extendió al animal y al pájaro, entre otras criaturas. Omar Ibn Abdel Aziz le escribió a su prefecto en Egipto, aconsejándolo tener piedad de los camellos, diciendo: Me informan que en Egipto hay camellos de transporte, en cada uno hay mil ratl, Cuando recibes mi escrito, asegúrese de que la carga de un camello no exceda seiscientos ratl (aproximadamente 250 kg).

Asimismo recomendó tratar con los camellos con piedad, y no humillarlos. Omar se inspira en esta conducta del Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, cuando le dijo al dueño del camello:

“¿Acaso no tienes piedad de Al-lah en esta bestia que Al-lah te ha apropiado? El camello se queja de ti, porque lo dejas sin comida y lo cargas más de lo que aguanta”.

Dicho esto, ¡espero que Al-lah nos perdone a todos!

*      *       *

Alabado sea Al-lah, Señor del universo; la paz y las bendiciones de Al-lah sean con su Mensajero Mohamed, sus familiares, todos sus compañeros y aquellos que les siguen con bondad hasta el Día Final.

¡Hermanos por la causa del Islam!

Entre las mayores cualidades de los siguientes compañeros del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, está la tolerancia y la indulgencia hacia las personas. Eran los más flexibles y emotivos. Dijo  Qatada, que Al-lah esté complacido con él, entramos en la casa de Al Hassan Al Bassri mientras dormía, junto a su cabeza había una canasta. Lo tiramos. Había pan y fruta. Nos dimos por vencidos para comerlo. Se despertó, nos vio, sonrió y comenzó a leer “o las (casas) de tus amigos; no os da vergüenza”. Según Yarir Ibn Hazem, que Al-lah esté complacido con él: estuvimos con Al Hassan hasta el mediodía. Su hijo nos dijo: dejad un poco al jeque, No comió ni bebió nada. Al Hassan le dijo a su hijo: Déjalos en paz, por Al-lah, solo me gusta su vista.

Esto muestra la negación del yo, el buen conocimiento de la virtud de la ciencia y el valor de la religión de Al-lah, Alabado sea, en las almas. Esto debería ser una moraleja para quien viene a hablar con la gente sobre la religión de Al-lah, Alabado sea, sin que se base en la ciencia; entonces se extraviará y engañará a la gente. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dice: “Al-lah no retira de una sola vez el conocimiento que les dio (a la gente). Lo retira retirando a los eruditos con su conocimiento. Quedarán solo personas ignorantes que, cuando se les consulte, darán veredictos basándose en su opinión personal solamente; se perderán y perderán a otros”.

Los siguientes compañeros fueron modelos a seguir para sus sucesores. El imán Malek Ibn Anas, que Al-lah esté complacido con él, fue uno de los siguientes. Abu Yaffar Al Mansour le pidió que escribiera el libro de Al Mowatta para difundirlo en varios países musulmanes, diciendo: Tengo la intención de hacer copias de su libro y enviar uno a cada país, y que lo implementen sin ir más allá en el asunto del hadiz, porque siento que la base de la ciencia es la transmisión de los medianos. Malek dijo, pero no, ¡oh Emir de los creyentes! La gente había recibido declaraciones, escuchado hadices, transmitido informes, cada uno de ellos adoptó lo que recibió primero, lo puso en vigor y lo eligió, excepto los demás. Entonces, repelerlos de lo que creen será una especie de intensificación. Deje que la gente se comporte de acuerdo con lo que creen. Al Mansour dijo: Juro que si me sigues en este tema, lo ordenaré. Se presenta un relato del Imam AShafeí como una ilustración de modestia y buen entendimiento. Su discípulo Younes Ibn Abdel ‘Ala. Younes dejó enojado a la clase de su maestro. Por la noche, Younes escuchó una voz golpeando su puerta. Él dijo, ¿quién está en la puerta? Ach-Shafi significa: es Mohamad Ibn Idris. Younes dijo: Pensé en todos los llamados así, excepto Al AShafeí. Cuando abrí la puerta, me sorprendió verlo. AShafeí dijo: ¡Oh Younes! ¡Cientos de cuestiones nos unen y solo una nos separa! Younes, no intentes triunfar en todas las disputas. A veces, ganar corazones es mejor que ganar situaciones. Younes, no destruyas los puentes que construiste y pasaste, tal vez necesites volver de nuevo. Odia al pecado, pero no odies a su autor. Odia la desobediencia con todo tu corazón, pero perdona a los desobedientes y ten piedad de ellos. Younes, critica el dicho, pero respeta a quien dice. Nuestra misión es acabar con la enfermedad y no a los enfermos.Que Al-lah tome en su misericordia, AShafeí, quien dijo;Amo a los virtuosos, incluso si no soy uno de ellosQuizás, gracias a ellos, tenga intercesiónOdio a aquellos cuyo oficio es la desobedienciaIncluso si compartimos el mismo negocio.Nuestros nobles eruditos tomaron el mismo camino. Eran los modelos correctos a seguir para llevar la religión de Al-lah, Alabado sea, comprenderla adecuadamente, caracterizarse por la moral y transmitirla a toda la humanidad con sabiduría y buena exhortación.¡Oh nuestro Señor! ¡Colócanos entre quienes lo escuchen y adopten lo mejor; estos son los guiados por Al-lah y son los dotados de razón!