Adoptar los medios necesarios para llegar a un fin es una de las leyes universales de Al-lah, Alabado sea

Todas las alabanzas pertenecen a Al-Alah, Señor de los Mundos, Quien dijo en el Noble Corán: (Diles [¡Oh, Muhammad!]: Obrad como queráis, y sabed que Allah, Su Mensajero y los creyentes verán vuestras obras; luego compareceréis ante el Conocedor de lo oculto y lo manifiesto, y Él os informará de cuanto hicisteis). Atestiguo que no hay más dios que Al-lah, único sin asociados, y atestiguo que nuestro amado profeta Muhammad es Su siervo y mensajero. ¡Que Al-lah bendiga y otorgue la paz a nuestro Profeta Muhammad, a su familia y a todos sus compañeros!

Al-lah, Alabado sea, ha prescrito unas leyes que controlan este universo y normas que regulan sus movimientos con puntualidad. En este sentido, Al-lah, Alabado sea, dijo: (No le es posible al Sol alterar su curso [apareciendo de noche] y así alcanzar a la Luna, ni la noche puede adelantarse al día; todos los astros circulan por sus órbitas). Dijo también: (Por cierto, no habrá cambios en las leyes de Allah)

Al-lah, Alabado sea, ha convertido estas leyes en un equilibrio que establece las reglas de la vida y con el cual se efectuarán la reconstrucción y la protección de la tierra. Todo aquello representa uno de los propósitos de la creación. Al respecto, Al-ah, Alabado sea, dijo: (Él os creó de la tierra y os hizo vivir en ella. Implorad Su perdón [por los pecados cometidos] y arrepentíos, ciertamente mi Señor está cerca [cuando Le invocáis] y responde vuestras súplicas). Y en otra Aleya, Al-lah, Alabado sea, dijo: (y no obréis mal en la Tierra corrompiéndola luego de haberse establecido la justicia, esto es mejor para vosotros si es que sois creyentes) Pues, Indudablemente, los pueblos que se habían dado cuenta de la veracidad de dichas leyes divinas y se habían actuado a base de estas, deberían reinar la tierra y desarrollarse hasta si no fueran musulmanes o no tuvieran fe en ninguna religión. Ya que, las leyes divinas no se inclinan ni halagan a nadie.

En este sentido, cabe mencionar que adoptar los medios necesarios para llegar a un fin es una de las leyes universales prescritas por Al-lah. Pues, Al-lah, Alabado sea, creó tanto a los medios a como a los fines y nos ordenó adoptar los medios. Cuando se encuentran las causas, se realizan los resultados. Es una ley verídica, general y vigente a todo el universo, en todos los tiempos y lugares. Cada asunto es generado por un motivo. El fuego es la causa del incendio, el sacrificio es la causa de la muerte, la siembra es la causa de la cosecha, la comida es la causa de saciarse y el esfuerzo es la causa del éxito, y la negligencia y la pereza son las causas del fracaso, etc.

El hecho de trabajar en la tierra es una obligación religiosa y un deber legislativo y nacional. En este sentido, Al-lah, Alabado sea, dijo:( Él es Quien os ha hecho propicia la Tierra [para que viváis en ella]. Transitad, pues, por sus caminos y comed de Su sustento, y sabed que compareceréis ante Él.) (Y cuando se haya acabado la oración dispersaos por la Tierra y procurad el sustento, y recordad mucho a Allah que así triunfaréis). Este es el concepto del trabajo, el esfuerzo y la reconstrucción de la tierra en el Islam. Así que, no hay ningún pretexto para sub desarrollarnos bajo ningún concepto que no tiene nada que ver con la religión. Son puros llamamientos hacia la pereza, la negligencia y el subdesarrollo.

Quien quiera contemplar en la biografía de los profetas y los buenos, descubrirá que estos se habían esforzado a través de adoptar los medios en todos los asuntos de su vid. He aquí Noé, la paz sea con él, era carpintero y después de un largo periodo de tiempo en predicar a su pueblo con las enseñanzas divinas, Al-lah, Alabado sea, le ordenó que fabricara un arca. En este sentido, Al-lah, Alabado sea, dijo: (Construye el arca bajo Nuestra observancia y según Nuestra orden, y no Me pidas compasión por quienes obraron injustamente, pues ellos serán ahogados. )

Teniendo en consideración que Al-lah podía salvarle con su poder sin recurrir a los motivos ni a ninguna tarea, pero Al-lah nos enseña cómo es el hecho de adoptar los medios necesarios para llegar a un fin. Luego, Noé, la paz sea con él, obedeció alas ordenes de su Señor y se puso a fabrica el arca y no se ha cansado pese a las burlas de su pueblo. Por esto, Al-lah, Alabado sea, dijo: (Y mientras construía el arca, cada vez que pasaban ante él los poderosos de su pueblo se burlaban, y él les decía: Si os burláis de nosotros, sabed que ya nos burlaremos de vosotros [cuando seáis ahogados] como vosotros lo hacéis ahora.) Así, Noé continuó en su trabajo e inmediatamente, Al-lah, Alabado sea, le recompensó salvándole y a los creyentes de su pueblo.

Asimismo, David, la paz sea con él, era herrero. Al-lah le enseñó dicha profesión para beneficiar a sí mismo y a las demás criaturas. Allah dijo: (Por cierto, concedimos a David Nuestro favor [y dijimos:] ¡Oh, montañas y pájaros! Glorificad con él [a Allah]; y le facilitamos moldear el hierro. [Le dijimos:] Haz cotas de malla cuyas argollas tengan una justa medida [propicia para el enfrentamiento, ni muy livianas ni muy pesadas] y obra rectamente; Yo en verdad, observo bien lo que hacéis).

Además, el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: Nadie ha probado comida mejor que la obtenida con el producto del trabajo de sus propias manos, Y ciertamente, el profeta de Al-lah, David, la paz sea con él, solía comer de lo obtenido con el trabajo de sus propias manos

Del mismo modo, adoptar los medios necesarios y la buena planificación en la historia del Profeta José, la paz sea con él, fueron motivos para la salvación del Estado y los ciudadanos de una hambruna tremenda y de un peligro fuerte. Pues, el profeta José, la paz sea con él, ha adoptado los medios y puso un plan, bien estudiado, de largo plazo con el finde salvar al Estado de una hambruna que rodeó al mundo entero. Por consiguiente, la prosperidad dominó el horizonte del país, se garantizó la protección del pueblo, la economía se hizo más fuerte y vino mucha gente de todas partes del mundo solicitando los bienes de Egipto. El Noble Corán mencionó todo aquello en boca de José, la paz sea con él, en la aleya siguiente: ( Dijo [José]: Sembraréis siete años como de costumbre, y lo que cosechéis dejadlo en las espigas [para conservarlo] excepto una parte, de la que comeréis. Luego de esto, se sucederán siete años de sequía en los que comeréis lo que hayáis acopiado para ellos, salvo una parte de lo que reservasteis [para volver a sembrar]. Luego vendrá un año en que la gente será agraciada con la lluvia, y en él prensarán [las uvas y las aceitunas].

He aquí, nuestra señora María, la paz sea con ella, que le venía el sustento con abundancia de una forma mágica, de modo que el Profeta Zacarías, la paz sea con él, se ha sorprendido diciéndole, como fue mencionado en el Noble Corán, (Cada vez que Zacarías ingresaba al templo la encontraba provista de alimentos, y entonces exclamaba: ¡Oh, María! ¿De dónde te ha venido esto? Ella respondía: De Allah; porque Allah sustenta sin medida a quien Le place)

En otra ocasión y pese a su debilidad y la fatiga del dolor que sufría, Al-lah, Alabado sea, le ordenó a María, la paz sea con ella, que sacudiera el tronco de la palmera para que, desde luego, se cayeran los dátiles. Pues, si Al-lah hubiera querido que los dátiles se cayeran por si solas, lo hubiera llevado a cabo, pero Al-lah, Alabado sea, no enseña el hecho de adoptar los medios y esforzarse, por eso Al-lah le dijo a María (Sacude el tronco de la palmera y caerán sobre ti dátiles maduros y fresco).

Por otra parte, el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos dio grandes ejemplos en adoptar los medios especialmente durante la emigración. Pues, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, enseña a su umma que la plena planificación y la orden precisa son necesarias para conseguir el éxito y superar las crisis. En este sentido, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, preparó dos vehículos, eligió al compañero de viaje, determinó el tiempo y el lugar adecuados para el punto de su partida. Por eso, han salido por la noche desde la casa de Abu bar, que Al-lah esté complacido con él, Y escogió a un buen guía basándose en el principio de elegir a los aptos e invertir las energías sea cual sea la ideología, la perspectiva o hasta las creencias. Luego, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, encargó a Amer Ibn Fahira, que Al-lah esté complacido con él, acabar con los rostros de sus pies en el desierto para que nadie se enterara de su destino. El profeta estaba muy seguro de que Al-lah les protegía a él y a su compañero, pero quiso hacernos recordar que las leyes divinas exigen adoptar los medios y desde luego encomendar a Al-lah, Alabado sea.

Dicho esto, ¡espero que Al-lah nos perdone a todos!

*      *       *

Alabado sea Al-lah, Señor del universo; la paz y las bendiciones de Al-lah sean con su Mensajero Mohamed, sus familiares, todos sus compañeros y aquellos que les siguen con bondad hasta el Día Final.

¡Hermanos por la causa del Islam!

Todas las alabanzas pertenecen a Al-lah. Atestiguo que no hay más dios que Al-lah, único sin asociados, y atestiguo que nuestro amado profeta Muhammad es Su siervo y mensajero. ¡Que Al-lah bendiga y otorgue la paz a nuestro Profeta Muhammad, a su familia y a todos sus compañeros!

¡Hermanos!

Ciertamente, adoptar los medios no se contradice con el hecho de encomendar a Al-lah, Alabado sea. Pues, quien se da cuenta de la veracidad del encomiendo a Al-lah, se esforzará en adoptar los medios. Quien se confiara verdaderamente a Al-lah es quien adopta los medios, saca toda la fuerza y energía que posee, y devuelve todo el asunto a Al-lah, otorgador del éxito. al respecto, Al-lah, Alabado sea, dijo: (Sólo a Ti adoramos y sólo de Ti imploramos ayuda).

Asimismo, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo (Si realmente confiarais a Al-lah con verdadera certeza, Él os proveerá como provee al pájaro que sale por las mañanas temprano hambriento y regresa al final del día lleno y saciado”

Pues, los pájaros no guardan comida ni bebida y a pesar de esto no se le da pereza en pedir y buscar el sustento todas las mañanas y regresan después de haber sido otorgados suficientemente con el sustento de Al-lah, Alabado sea. Es uno de los instintos naturales que se concuerdan con los movimientos de la vida. Pues, se van y vienen en busca de su sustento hasta si lo hubieran tenido para toda la vida, pero continúan en su busca todas las mañanas.

El profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, enseñaba a sus compañeros el sentido verdadero del hecho de adoptar los medios en todos los asuntos y les prohibía que tuvieran pereza que no tiene ni fu ni fa. Ciertamente seremos culpables e injustos con nosotros mismos e incluso con nuestros hijos cuando no adoptamos los medios del desarrollo. Nuestra religión es la religión del conocimiento, el desarrollo, la prosperidad, la belleza y el beneficio para todos los seres humanos. Un hombre le preguntó al mensajero de Al-lah ¿Acaso suelto a mi camello y encomiendo a Al-lah? O ¿lo ato y me encomiendo a Al-lah? Entonces el profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: átalo y encomiéndate a Al-lah. Pues, el hecho de atar al camello forma parte de la adopción de los medios para garantizar su permanencia, mientras soltarla podría conducir al robo o a la pérdida.

Pedimos a Al-lah que nos otorgue el éxito y la certeza en lo que beneficia y sirve a nuestra religión, a nuestro pueblo, a nuestra patria y a todos los países del mundo.