Los aspectos del homenaje al Mensajero, la paz y las bendiciones de Alá sean con él
El 7 de Rabie Awal de 1437 H, 18 de diciembre de 2015

awkaf

Primero: los elementos

1- Su homenaje, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, al comienzo de la creación.

2- Su homenaje, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, antes de su nacimiento.

3- Su homenaje, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, con los nobles y mejores linajes.

4- Llamarle, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, con su nombre acompañado por la gloria de la profecía y el honor del mensaje.

5- El deber de amarle y obedecerle, la paz y las bendiciones de Alá sean con él.

6- Su homenaje, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, por la defensa de Alá, Exaltado sea.

7- La universalidad de su mensaje.

8- Su mensaje, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, es una misericordia para los mundos.

Segundo: Las pruebas

Pruebas del Noble Corán

1- Alá, Exaltado sea, dijo: “Y, he ahí, que Alá concertó, a través de los profetas, este compromiso solemne con los seguidores de revelaciones anteriores: “Si, después de la revelación y de la sabiduría que os hemos concedido, viene a vosotros un enviado que confirma lo que ya tenéis, habréis de creer en él y auxiliarle. ¿Estáis resueltos” -dijo Él- “a aceptar Mi pacto en estos términos y a perseverar en él?” Contestaron: “Estamos resueltos”. Dijo: “Entonces, ¡dad testimonio de ello! y Yo seré vuestro testigo”. (Corán, 3:81)

2- Alá, Exaltado sea, dijo: “¡Oh Señor nuestro! ¡Suscita en nuestra descendencia a un profeta de entre ellos, que les transmita Tus mensajes, les imparta la revelación y la sabiduría, y les haga crecer en pureza: pues, ciertamente, solo Tú eres Todopoderoso, Sabio!” (Corán, 2:129)

3- Alá, Exaltado sea, dijo: Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: “¡Oh hijos de Israel! ¡Ciertamente, yo soy el enviado de Alá a vosotros, como confirmación de la verdad de lo que aún queda de la Tora, y para daros la buena nueva de un enviado que vendrá después de mí, cuyo nombre será Ahmad.” Pero cuando aquel cuya venida Jesús había profetizado vino a ellos con las pruebas claras de la verdad, dijeron: “¡Este supuesto mensaje suyo no es sino elocuencia fascinante!” (Corán, 61:6)

4- Alá, Exaltado sea, dijo: “Quien obedece al Enviado, está obedeciendo con ello a Alá; y en cuanto a los que se apartan, pues no te hemos enviado para que seas su guardián”. (Corán, 4:80)

5- Alá, Exaltado sea, dijo: “Di Oh Profeta: “Si amáis a Alá, seguidme, [y] Alá os amará y perdonará vuestras ofensas; pues Alá es Indulgente, Misericordioso”. (Corán, 3:31)

6- Alá, Exaltado sea, dijo: “¡Oh, Enviado! Anuncia todo lo que tu Señor ha hecho descender sobre ti: pues si no lo haces así, no habrás transmitido en absoluto Su mensaje. Y Alá te protegerá de la gente incrédula: ciertamente, Alá no guía a una gente que se niega a reconocer la verdad”. (Corán, 5:67)

7- Alá, Exaltado sea, dijo: “Pues a ti, Oh Muhammad, no te hemos enviado sino para toda la humanidad, como portador de buenas nuevas y advertidor; pero la mayoría de la gente no lo entiende”. (Corán, 34:28)

8- Alá, Exaltado sea, dijo: “Y así, Oh Profeta, te hemos enviado sólo como prueba de Nuestra misericordia para todos los mundos”. (Corán, 21:107)

9- Alá, Exaltado sea, dijo: “En verdad, Alá y Sus ángeles bendicen al Profeta: así pues, ¡Oh vosotros que habéis llegado a creer, bendecidle y someteos a su guía con un sometimiento total!” (Corán, 33:56)

10- Alá, Exaltado sea, dijo: “No toméis el llamamiento que el Enviado os hace como el llamamiento que podáis haceros unos a otros: Alá conoce en verdad a aquellos de vosotros que se apartan con sigilo: así, qué tengan cuidado quienes se opongan a Su mandato, no sea que les sobrevenga una prueba amarga en este mundo o les sobrevenga un castigo doloroso en la Otra Vida”. (Corán, 24:63)

Pruebas de la Sunna

1- Wathila Ibn Al-asqaa, Alá esté complacido con él, relata: escuché al mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, decir: “Alá escogió a la tribu de Kinana del hijo de Ismael y escogió a Quraish de Kinana, y escogió a los hijos de Hashim de Quraish y me escogió a mí de los hijos de Hashim”. (Relatado por Muslim)

2- Alrabas Ibn Sarya Alsulami dijo: escuché el mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, decir: “… soy la invocación de mi padre Abraham, la albricia de Jesús a su pueblo y el sueño de mi madre que vio salir de ella una luz que la iluminaron los palacios de Gran Siria”. (Musnad Ahmmad)

3- De Abi Saeed, Alá esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Vino Gabriel diciéndome: Mi Señor y El tuyo dice: ¿Cómo he elevado tu nombre? Dijo: Alá lo sabe. Le contestó: cuando se menciona a Mí, se menciona a ti”. (Magmaa Alzawaeed, de Alhaythami)

4- Abu Huraira reportó que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: Quien sea que me obedezca, obedece a Alá; y quien sea que me desobedezca a mí, desobedece a Alá. (Hadiz acordado)

5- Narró Anas, Alá esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Ninguno de vosotros tendrá fe hasta que me ame más que a su padre, a sus hijos y a toda la humanidad”. (Hadiz acordado)

6- Abu Huraira reportó que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: Yo soy para vosotros una compasión concedida. (Lo relató Al-Hakim en el Mustadrak)

7- Narró Jabir bin Abdullah, Alá esté complacido con ambos, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Me han dado cinco (cosas) las cuales no se dieron a nadie más antes que a mí. 1. Alá me hizo victorioso por terror (porque Él atemorizó a mis enemigos) por una distancia de un viaje de un mes. 2. La tierra ha sido hecha para mí (y para mis seguidores) un lugar para ofrecer la oración y una cosa para purificar, por lo tanto cualquier hombre de mis seguidores puede ofrecer la oración en donde él esté, al tiempo de la oración. 3. El botín se ha hecho legal para mí ya que no era legal para nadie más antes de mí. 4. Cada Profeta solía ser mandado a su nación solamente pero he sido mandado a toda la humanidad 5. Se me ha dado el derecho de intercesión (en el Día de la Resurrección)”. (Relatado por Bujarí)

Tercero: El tema

Alá, Exaltado sea, honró a Su profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, de una manera inigualable al comienzo de la creación, antes de su nacimiento, a lo largo de su vida y después de su muerte.

          En cuanto a su honradez al comienzo de la creación se encarna en elevar su nombre tanto entre los antiguos como los modernos. Alá, Exaltado sea, dijo: “Y, he ahí, que Alá concertó, a través de los profetas, este compromiso solemne con los seguidores de revelaciones anteriores: “Si, después de la revelación y de la sabiduría que os hemos concedido, viene a vosotros un enviado que confirma lo que ya tenéis, habréis de creer en él y auxiliarle. ¿Estáis resueltos” -dijo Él- “a aceptar Mi pacto en estos términos y a perseverar en él?” Contestaron: “Estamos resueltos”. Dijo: “Entonces, ¡dad testimonio de ello! y Yo seré vuestro testigo”. (Corán, 3:81) Así, Alá, Exaltado sea, dio más honor y grandiosidad a este pacto donde lo testimonió Él con Sus profetas.

          Alá les albrició a los anteriores profetas con la llegada del Profeta Muhammad ya que Alrabas Ibn Sarya Alsulami dijo: escuché el mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, decir: “… soy la invocación de mi padre Abraham, la albricia de Jesús a su pueblo y el sueño de mi madre que vio salir de ella una luz que la iluminaron los palacios de Gran Siria”. (Musnad Ahmmad) La invocación del profeta Abraham, la paz sea con él, se cita en este versículo: “¡Oh Señor nuestro! ¡Suscita en nuestra descendencia a un profeta de entre ellos, que les transmita Tus mensajes, les imparta la revelación y la sabiduría, y les haga crecer en pureza: pues, ciertamente, solo Tú eres Todopoderoso, Sabio!” (Corán, 2:129) La albricia de Jesús, la paz sea con él, en: Y esto ocurrió, también, cuando Jesús, hijo de María, dijo: “¡Oh hijos de Israel! ¡Ciertamente, yo soy el enviado de Alá a vosotros, como confirmación de la verdad de lo que aún queda de la Tora, y para daros la buena nueva de un enviado que vendrá después de mí, cuyo nombre será Ahmad.” Pero cuando aquel cuya venida Jesús había profetizado vino a ellos con las pruebas claras de la verdad, dijeron: “¡Este [supuesto mensaje suyo no] es [sino] elocuencia fascinante!” (Corán, 61:6)

    El homenaje de Alá a Su mensajero, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, antes de su nacimiento está en llamarle Muhammad. Aamina Bent Wahb decía que cuando estaba embarazada oyó a uno que le decía: ya estás embarazada del amo de esta Nación, si cae al suelo, di: Me refugio en Alá de la maldad de todo envidioso y llámale Muhammad ya que su nombre en la Biblia es Ahmmad, le alaban la gente del Cielo y de la Tierra y en el Evangelio es Ahmmad, le alaban la gente del Cielo y de la Tierra y en el Corán es Muhammad, pues dale este nombre”. (Shuab Al Iman, de Al Baihaqui)

     El Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, es el mejor humano en cuanto al linaje. Alá, Exaltado sea, dijo: “Alá ve tus movimientos entre aquellos que se postran ante Él”. (Corán, 26:219) Dijo Ibn Abbas: “es decir, en la espina dorsal de los padres: Adán, Noé y Abraham”. Es de buen linaje, Alá le protegió del adulterio de la época preislámica y lo trasladó de las espinas dorsales purificadas a los úteros purificados una generación tras otra. Wathila Ibn Al-asqaa, Alá esté complacido con él, relata: escuché al mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, decir: “Alá escogió a la tribu de Kinana del hijo de Ismael y escogió a Quraish de Kinana, y escogió a los hijos de Hashim de Quraish y me escogió a mí de los hijos de Hashim”. (Relatado por Muslim)

    En cuanto al homenaje de Alá a Su mensajero, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, durante su vida, pues elevó su recuerdo en esta vida y en la Otra. No se menciona Alá sin mencionar al Profeta: “y he elevado tu renombre”. (Corán, 94:4) De Abi Saeed, Alá esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: Vino Gabriel diciéndome: Mi Señor y El tuyo dice: ¿Cómo he elevado tu renombre? Dijo: Alá lo sabe. Le contestó: si mencionan a Mí, mencionarían a ti. (Magmaa Alzawaeed, de Alhaythami)

   En muchos asuntos, Alá junta Su nombre al del Profeta, de modo que no se acepta el Islam de uno sin testimoniar el mensaje del Profeta. Hassan Ibn Zabet, Alá esté complacido con él, dijo:

Alá junta el nombre del Profeta al Suyo,

ya que el almuédano dice yo atestiguo.

Le dio un nombre derivado del Suyo,

El dueño del Trono es Mahmmud y este es Muhammad

     El nombre del Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, se menciona junto al de Alá en los dos testimonios de fe, la llamada a la oración, la observación de la oración, los sermones y el Noble Corán. La obediencia a Alá está juntada a la obediencia al Profeta: “Quien obedece al Enviado, está obedeciendo con ello a Alá; y en cuanto a los que se apartan -no te hemos enviado para que seas su guardián”. (Corán, 4:80) Ibn Abbas, Alá esté complacido con ambos, decía: “tres aleyas se revelaron unidas con tres aleyas, de modo que no se acepta una sin su unida”, la primera: “y sed constantes en la oración, y gastad en limosnas, e inclinaos en oración con los que se inclinan”. (Corán, 2:43) La segunda: “sé agradecido conmigo y con tus padres”. (Corán, 31:14) La tercera: “Obedeced a Alá, obedeced al Enviado”. (Corán, 4:59) Así, quien obedece a Alá y no obedece al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, no será aceptada su acción.

     Asimismo, Alá combina entre la fidelidad al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, y Su fidelidad donde dice: “Ciertamente, todos los que te juran fidelidad, juran fidelidad a Alá”. (Corán, 48:10) La obediencia al Profeta es un signo para entrar en el Paraíso: “Y [sabed que] quien obedece a Alá y a Su Enviado ha logrado ya un magnífico triunfo”. (Corán, 33:71) De Abu Huraira, Alá esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él: “Todo mi pueblo entrará en el Jardín, excepto quien se abstenga. Preguntaron: ¿Y quién se abstendrá, Mensajero de Alá? Dijo: Quien me obedece, entra en el Jardín; y quien me desobedece, se abstiene”. (Relatado por Bujari) Y el Hadiz de Umar cuando besó  la piedra negra (en la Caaba) diciendo: ” Sé que eres una piedra que ni beneficia ni perjudica. Y si no fuera porque he visto al Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, besarla, no la besaría”. (Relatado por Bujari)

    El amor y el seguimiento al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, es una parte de la creencia en Alá, Exaltado sea: “Di, Oh Profeta: “Si amáis a Alá, seguidme, y Alá os amará y perdonará vuestros pecados; pues Alá es Indulgente, Misericordioso”. (Corán, 3:31) El amor del Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, es un deber para cada musulmán, ya que narró Anas, Alá esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Ninguno de vosotros tendrá fe hasta que me ame más que a su padre, a sus hijos y a toda la humanidad”. (Hadiz acordado)

    La creencia no se culmina en el corazón del hombre hasta que adelante el amor al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, al suyo, sus hijos y toda la humanidad. Abdul-Lah Ibn Hisham, Alá esté complacido con él, dijo: “Estábamos con el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, y le dijo Umar Ibn Al Jattab, Alá esté complacido con él: Yo te amos mucho más que cada cosa salvo a mí mismo. Le dijo el Profeta: Pero no, por Aquel que me tiene de su mano, hasta que me ames mucho más que tu alma. Dijo Umar: Ahora, juro por Alá, te amo mucho más que a mí mismo. Dijo el Profeta: Ahora, Umar”. (Relatado por Bujari)

    Le basta al que quiere al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, que será reunido con él el día del Juicio Final y esto es un gran favor y una generosidad infinita. Anás Ibn Malik, Alá esté complacido con él, relata que al salir de la mezquita con el Profeta se encontraron con un hombre al umbral de la mezquita que preguntó al Mensajero de Alá, Él le bendiga y le dé paz: “¿Cuándo será la Hora? Dijo el Mensajero de Alá: ¿Qué has preparado para ella? Dijo: No he preparado para la Hora muchos ayunos, muchas oraciones ni muchas limosnas, sin embargo, amo a Alá y a Su Mensajero. Dijo: Tú estarás con quien has amado”. (Lo relató Al Bujari)

    Entre los grandes signos del homenaje al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, que Alá no le llamó con su propio nombre como ocurrió con los otros Profetas. Como prueba de ello citaremos estos versículos: “¡Oh Adán! Habita con tu esposa en este jardín. (Corán, 2:35) “¡Oh Jesús! Ciertamente, te haré fallecer y te exaltaré hacia Mí”. (Corán, 3:55)  “¡Oh Noé! Desciende con Nuestra paz, y con Nuestras bendiciones sobre ti. (Corán, 11:48) “¡Oh Moisés! ¡En verdad, Yo soy Alá, el Señor de todos los mundos!” (Corán, 28:30) “¡Oh Juan! ¡Aférrate a la escritura divina con toda tu fuerza!” (Corán, 19:12) “¡Oh Moisés! ¡En verdad, Yo soy tu Señor! (Corán, 20:11-12) “¡Oh Abraham, has cumplido ya el propósito de la visión! Así, realmente, recompensamos a los que hacen el bien” (Corán, 37:104-105) “¡Oh Zacarías! Te traemos la buena nueva del nacimiento de un hijo cuyo nombre será Juan. Y Alá dice, ‘No hemos dado este nombre a nadie antes que a él”. (Corán, 19:7)

   Mientras que con el último de los Profetas, Alá le llamó con apodo de honor del mensaje y excelsitud de la profecía, diciéndole: “Oh Profeta, ciertamente, te hemos enviado como testigo de la verdad, como portador de buenas nuevas y como advertidor”. (Corán, 33:45) “¡Oh Enviado! Anuncia todo lo que tu Señor ha hecho descender sobre ti: pues si no lo haces así, no habrás transmitido en absoluto Su mensaje. Y Alá te protegerá de la gente incrédula: ciertamente, Alá no guía a una gente que se niega a reconocer la verdad”. (Corán, 5:67) No es sólo esto, sino también Alá prohíbe a los musulmanes llamarle con su nombre como hacían las otras naciones con sus Profetas. Alá, Exaltado sea, dijo: “No toméis el llamamiento que el Enviado os hace como el llamamiento que podáis haceros unos a otros: Alá conoce en verdad a aquellos de vosotros que se apartan con sigilo: así, qué tengan cuidado quienes se opongan a Su mandato, no sea que les sobrevenga una prueba amarga en este mundo o les sobrevenga un castigo doloroso”. (Corán, 24:63)

    El homenaje de Alá al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, consiste en que la gente debe tenerle como buen ejemplo. Alá, Exaltado sea, dijo: “Verdaderamente, en el Enviado de Alá tenéis un buen ejemplo para todo aquel que tiene puesta su esperanza con anhelo y temor en Alá y en el Último Día, y que recuerda mucho a Alá”. (Corán, 33:21)   Este versículo nos obliga a seguir los dichos, hechos y estados del Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, ¡¿acaso estamos haciendo eso?!

     Alá, Exaltado sea, bendijo al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, en el Noble Corán, los ángeles también le bendijeron. Alá, Exaltado sea, dijo: En verdad, Alá y Sus ángeles bendicen al Profeta: así pues, ¡Oh vosotros que habéis llegado a creer, bendecidle y someteos a su guía con un sometimiento total! (Corán, 33:56)

   Alá, Exaltado sea, se encargó de defenderle al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, aunque no lo hizo con los demás Profetas. Cada Profeta fue acusado por acusaciones falsas por parte de su gente. Noé, la paz sea con él, le acusaron su pueblo de extravío como cuenta el Corán: Los dignatarios de su gente respondieron: “¡En verdad, vemos que estás claramente extraviado!” (Corán, 7:60) Defendiendo a sí mismo diciendo: “¡Pueblo mío! No hay en mí extravío sino que soy un enviado del Señor de todos los mundos. Os traigo los mensajes de mi Señor y os doy buen consejo: pues sé [por revelación] de Alá lo que vosotros no sabéis. (Corán, 7:61-62)

    Hud, la paz sea con él, le acusaron su pueblo de insensatez, locura y mentira cuando dijeron: “Los dignatarios de entre su gente, que se negaban a reconocer la verdad, dijeron: ¡En verdad, vemos que eres un insensato; y pensamos que eres, en verdad, un mentiroso!” (Corán, 7:66) Defendiendo a sí mismo diciendo: “¡Pueblo mío! No hay insensatez en mí sino que soy un enviado del Señor de todos los mundos. Os transmito los mensajes de mi Señor y os aconsejo fielmente”. (Corán, 7:67-68)

    El último de los profetas, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, fue siempre defendido por Alá contra las mentiras y las acusaciones. Le han acusado de ser un poeta: “¡Qué va, dicen, Muhammad propone el más enrevesado y confuso de los sueños! “¡Qué va, todo esto se lo ha inventado él! “¡Qué va, es sólo un poeta! ¡Qué nos traiga entonces un milagro, como fueron enviados con milagros los profetas antiguos!” (Corán, 21:5)  Y Alá les respondió diciendo: “No le hemos impartido a este Profeta el don de la poesía, ni habría sido acorde con este mensaje: no es más que un recordatorio y un discurso divino, claro en sí mismo y que muestra claramente la verdad”. (Corán, 36:96)

     Dijeron que es adivino por la ayuda de los demonios, por eso Alá les dijo: “¡Amonesta, pues, Oh Profeta, a todos los hombres: que, por la gracia de tu Señor, no eres un adivino ni un loco!” (Corán, 52:29) Alá juró para defender al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, asegurar la veracidad de la inspiración y del Corán y refutar sus acusaciones y calumnias al decir: “¡Pues no! ¡Juro por todo lo que podéis ver, y también por todo lo que no podéis ver! Ciertamente, este Corán es en verdad la palabra inspirada de un noble enviado, y no la palabra de un poeta, ¡qué poco creéis!; ni la palabra de un adivino, ¡qué poco recapacitáis!: es una revelación del Señor de todos los mundos”. (Corán, 25:38-43)

      Dijeron que es hechicero, pero Alá les contestó: “Pero así es: jamás vino un enviado a los que vivieron antes que ellos que no dijeran: ¡Es un hechicero, o un loco!” (Corán, 51:52) Otra vez dijeron que es hechizado, pero Alá les contestó: “Y estos malhechores dicen entre ellos: “¡Si seguís a Muhammad, seguiréis sólo a un hombre hechizado!” ¡Mira a qué te comparan, Oh Profeta, sólo porque se han extraviado y son incapaces ya de hallar un camino hacia la verdad!” (Corán, 25:8-9) Dijeron que es loco, pero Alá les contradijo: “O, ¿es que dicen: “Hay locura en él”? ¡Que va; les ha traído la verdad, pero la mayoría de ellos detesta la verdad!” (Corán, 23:70) Y también en estos versículos: “Nun. ¡Considera la pluma, y todo lo que [con ella] escriben! ¡Tú no eres, por la gracia de tu Señor, un loco! Y, realmente, recibirás una recompensa incesante, pues, ciertamente, observas en verdad un modo de vida sublime” (Corán, 68:1-4) Le han acusado al Profeta de extravío y desviación, por eso Alá les contestó diciendo: “¡Considera este despliegue [del mensaje de Alá], a medida que desciende! Vuestro paisano no se ha extraviado, ni se engaña, ni habla por capricho: eso [que os transmite] no es sino una inspiración [divina] con la que está siendo inspirado”. (Corán, 53:1-4)

      Alá, Exaltado sea, se encargó de protegerle al Profeta de los incrédulos, ya que dijo: “¡Oh, Enviado! Anuncia todo lo que tu Señor ha hecho descender sobre ti: pues si no lo haces así, no habrás transmitido [en absoluto] Su mensaje. Y Alá te protegerá de la gente [incrédula]: ciertamente, Alá no guía a una gente que se niega a reconocer la verdad”. (Corán, 5:67)

     Otro tipo de homenaje al Profeta radica en que su mensaje es universal ya que no se limita a una sola generación o un solo pueblo. Alá envió un Profeta para cada nación pero envió a nuestro Profeta a toda la humanidad. Alá, Exaltado sea, dijo: “Pues a ti, Oh Muhammad, no te hemos enviado sino para toda la humanidad, como portador de buenas nuevas y advertidor; pero la mayoría de la gente no lo entiende”. (Corán, 34:28) Narró Jabir bin Abdullah, Alá esté complacido con ambos, que el Profeta dijo: “Me han dado cinco (cosas) las cuales no se dieron a nadie más antes que a mí. 1. Alá me hizo victorioso por terror (porque Él atemorizó a mis enemigos) por una distancia de un viaje de un mes. 2. La tierra ha sido hecha para mí (y para mis seguidores) un lugar para ofrecer la oración y una cosa para purificar, por lo tanto cualquier hombre de mis seguidores puede ofrecer la oración en donde él esté, al tiempo de la oración. 3. El botín se ha hecho legal para mí ya que no era legal para nadie más antes de mí. 4. Cada Profeta solía ser mandado a su nación solamente pero he sido mandado a toda la humanidad 5. Se me ha dado el derecho de intercesión (en el Día de la Resurrección)”. (Relatado por Bujarí)

    Alá, Exaltado sea, dio preferencia al Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, a los demás Profetas y Mensajeros, la paz y las bendiciones de Alá sean con todos ellos. Esto lo aclaró el Noble Corán en este versículo: “A algunos de esos enviados les hemos favorecido más que a otros: entre ellos hubo algunos a los que Alá habló, y otros a los que Él ha elevado en rango”. (Corán, 2:253) Los ulemas y exégetas opinan que el significado de “y otros a los que Él ha elevado en rango” se refiere al Profeta Muhammad por ser el dueño de los rangos elevados, el milagros eterno representado en el Noble Corán y el mensaje que reúne lo mejor de los mensajes anteriores. Abu Huraira, Alá esté complacido él, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Me han dado seis (cosas) las cuales no se dieron a nadie más antes que a mí. 1. El Noble Corán. 2. Alá me hizo victorioso por terror (porque Él atemorizó a mis enemigos) por una distancia de un viaje de un mes. 3. El botín se ha hecho legal para mí ya que no era legal para nadie más antes de mí. 4. La tierra ha sido hecha para mí (y para mis seguidores) un lugar para ofrecer la oración y una cosa para purificar, por lo tanto cualquier hombre de mis seguidores puede ofrecer la oración en donde él esté, al tiempo de la oración. 5. Cada Profeta solía ser mandado a su nación solamente pero he sido mandado a toda la humanidad 6. Fue el último de los Profetas”. (Relatado por Muslim y At Tirmidi)

       De entre el homenaje al  Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, es que Alá juró por su vida y no lo hizo con cualquier otro humano. Cuando Alá jura por cosas es para afirmarlas, jura por muchas cosas: objetos, animales, ángeles, lugares, tiempos y fenómenos cósmicos, pero no juró en el Corán por cualquier humano salvo Su mensajero al decir: “¡Juro por tu vida! ¡Oh, Muhammad!, que la aberración embriagaba sus mentes”. (Corán, 15:72) Cuando los incrédulos pretendieron decir que Alá, Exaltado sea, ha desdeñado y abandonado a Muhammad, Alá juró que no le ha abandonado ni desdeñado diciendo: “Considera las horas de resplandor matinal, y la noche cuando se torna quieta y oscura. Tu Señor no te ha abandonado, ni desdeñado: ¡pues, en verdad, la Otra Vida será mejor para ti que esta primera [parte de tu vida]! Y, en verdad, tu Señor habrá de darte cuanto tu corazón desea, y quedarás satisfecho”. (Corán, 93:1-5) En cuanto al homenaje de Alá al Mensajero, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, después de su muerte se ve en dedicarle la grande intercesión en el día del Juicio Final. Abu Huraira, Alá esté complacido él, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Yo soy el amo de los hijos de Adán en el día del Juicio Final, el primero en salir de la tumba y el primer intercesor”. (Relatado por Bujari y Muslim)

     Uno de los grandes signos del homenaje consiste en que Alá, Exaltado sea, hizo al Profeta como prueba de compasión para toda la humanidad, ya que dijo: “Y así, Oh Profeta, te hemos enviado sólo como prueba de Nuestra misericordia para todos los mundos”. (Corán, 21:107) Abu Huraira reportó que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Yo soy para vosotros una compasión concedida”. (Lo relató Al-Hakim en el Mustadrak) En otra versión: “Fue enviado para que sea una compasión concedida”.