La tolerancia y facilitación son aspectos de grandeza de la legislación islámica

Alabado sea Al-lah, Dueño de los mundos; quien dice en el Noble Corán: {يُرِيدُ اللَّهُ بِكُمُ الْيُسْرَ وَلَا يُرِيدُ بِكُمُ الْعُسْرَ}” Al-lah desea facilitarles las cosas y no dificultárselas”.

Doy testimonio que no hay más dios que Al-lah, y que nuestro Profeta Mohammed es su siervo y Mensajero; quien dijo en un noble Hadiz: “Fui enviado con la religión tolerante de Abraham”. ¡Que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, con sus familiares y todos sus compañeros!

Entrando en materia…

No cabe duda que los aspectos de grandeza de la legislación islámica son innumerables, y que la tolerancia y facilitación son los características más grandes y espléndidas de esta legislación islámica. Pues no puedes observar ningún aspecto de dificultad ni adversidad. Esto no puede ser despreciado por fanatismo de algunas personas que pertenecen al Islam, que creen que tomar precauciones en la religión exige optar por lo más difícil, y, por tanto, abrieron las puertas del fanatismo que condujeron a que muchos fueron seguidores del extremismo bajo el nombre del cumplimiento con los deberes religiosos, precaución y más precautorio, lo que hizo que el fanatismo sea un campo de competencia; creyendo erróneamente que quien sea más severo seguiría más religiosidad y temor de Al-lah, Glorificado sea. Esto indica que ellos ignoran la grandeza, tolerancia y facilidad de esta religión. Dice Al-lah, Glorificado sea: {وَمَا جَعَلَ عَلَيْكُمْ فِي الدِّينِ مِنْ حَرَجٍ مِّلَّةَ أَبِيكُمْ إِبْرَاهِيمَ هُوَ سَمَّاكُمُ الْمُسْلِمِينَ مِن قَبْلُ وَفِي هَذَا لِيَكُونَ الرَّسُولُ شَهِيدًا عَلَيْكُمْ وَتَكُونُوا شُهَدَاءَ عَلَى النَّاسِ} ” Y no les prescribió nada que no puedan cumplir. Ésta es la religión monoteísta de su padre Abraham, él los llamó musulmanes anteriormente y también fueron llamados así en esta revelación, para que el Mensajero fuera testigo [de sus obras] y ustedes sean testigos ante la humanidad [de la llegada de los Profetas anteriores]”. Y dice el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “La religión es fácil. Quien se exige demasiado a sي mismo no la podrá soportar. No seáis extremistas y tratad de acercaros a la perfección. Albriciaos con la recompensa que recibiréis y fortificaos con la oración por la mañana, por la tarde y con la oración nocturna”. Y qué bueno es Sufian al Zawrí cuando dijo: “Para nosotros, la ciencia es la licencia basada en confianza, pero el fanatismo puede ser ejercido por cualquiera”.

La tolerancia en la legislación islámica no se limita a una palabra que se dice o un lema que se eleva, sino trata de un método divino, y un principio con que Al-lah, Glorificado sea, ha tratado con sus siervos y les ordenó tratar entre ellos con él, diciendo: {لَا يُكَلِّفُ اللَّهُ نَفْسًا إِلَّا وُسْعَهَا} “Al-lah no exige a nadie por encima de sus posibilidades”. Y dijo también: {يُرِيدُ اللَّهُ بِكُمُ الْيُسْرَ وَلَا يُرِيدُ بِكُمُ الْعُسْرَ} “Al-lah desea facilitarles las cosas y no dificultárselas”. Y {يُرِيدُ اللَّهُ أَنْ يُخَفِّفَ عَنْكُمْ وَخُلِقَ الْإِنْسَانُ ضَعِيفًا} “Al-lah facilita las cosas, ya que el ser humano fue creado con una naturaleza débil”. Y en la aleya que tiene los aspectos más destacados de esperanza, Al-lah, Glorificado sea, abre la puerta de esperanza, perdón y misericordia para todos sus siervos, diciendo: {قُلْ يَا عِبَادِيَ الَّذِينَ أَسْرَفُوا عَلَى أَنْفُسِهِمْ لَا تَقْنَطُوا مِنْ رَحْمَةِ اللَّهِ إِنَّ اللَّهَ يَغْفِرُ الذُّنُوبَ جَمِيعًا إِنَّهُ هُوَ الْغَفُورُ الرَّحِيمُ}  ” Di: “Oh, siervos míos que están sumidos en el pecado [perjudicándose a sí mismos]! No desesperen de la misericordia de Al-lah. Al-lah tiene poder para perdonar todos los pecados. Él es el Perdonador, el Misericordioso””; y dice también:  {وَرَبُّكَ الْغَفُورُ ذُو الرَّحْمَةِ} ” Tu Señor es el Perdonador, Misericordioso; y dice en otra aleya:  {إِلَّا الَّذِينَ تَابُوا وَأَصْلَحُوا وَبَيَّنُوا فَأُولئِكَ أَتُوبُ عَلَيْهِمْ وَأَنَا التَّوَّابُ الرَّحِيمُ}”Excepto quienes se arrepientan, reparen y aclaren [lo que habían ocultado]. A ellos les aceptaré su arrepentimiento, porque Yo soy el Indulgente, el Misericordioso”.

Abû Huraira dijo: ‘El Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: «Cuando Al-lah dictaminó la creación escribió en Su Libro, el que tiene  con Él sobre el Trono: Mi Misericordia ha sobrepasado a Mi ira»’. Y dice Al-lah, Glorificado sea en un Hadiz divino (Qudsí): “¡Oh, hijo de Adán! siempre que me invoques y me ruegues te perdono lo que haces y no me importa. Oh hijo de Adán, aunque tus faltas alcanzasen lo más alto del cielo y luego me pidas perdón, te perdono. Oh hijo de Adán, aunque me vinieses con faltas del tamaño de la tierra y luego te presentases ante mí sin haber asociado a mí nada, te daría por igual el perdón”.

También, Al-lah, Glorificado sea, incitó a sus siervos a optar por el perdón y la tolerancia en muchas aleyas del Sagrado Corán. En este sentido dice Al-lah, Glorificado sea: {خُذِ الْعَفْوَ وَأْمُرْ بِالْعُرْفِ وَأَعْرِضْ عَنِ الْجَاهِلِينَ} “[،Oh, Mohamed!] Ante todo, elige perdonar, ordena el bien y apártate de quienes se comportan contigo en forma ignorante”. Y dice también: {وَلَا تَسْتَوِي الْحَسَنَةُ وَلَا السَّيِّئَةُ ادْفَعْ بِالَّتِي هِيَ أَحْسَنُ فَإِذَا الَّذِي بَيْنَكَ وَبَيْنَهُ عَدَاوَةٌ كَأَنَّهُ وَلِيٌّ حَمِيمٌ * وَمَا يُلَقَّاهَا إِلَّا الَّذِينَ صَبَرُوا وَمَا يُلَقَّاهَا إِلَّا ذُو حَظٍّ عَظِيمٍ}” No es lo mismo obrar el bien que obrar el mal. Responde con una buena actitud y verás que aquel con quien tenías enemistad se convierte en un amigo ferviente. Esto no lo logran sino los que tienen paciencia; no lo logran sino los que son muy afortunados”, y dice en otra aleya:  {وَلْيَعْفُوا وَلْيَصْفَحُوا أَلَا تُحِبُّونَ أَنْ يَغْفِرَ اللَّهُ لَكُمْ وَاللَّهُ غَفُورٌ رَحِيمٌ}”؟Acaso no aman ser perdonados por Al-lah? Al-lah es Indulgente, Misericordioso”.

No cabe duda que quien contempla la historia del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, comprenderá en ciencia cierta que el del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue el mejor ejemplo de tolerancia y facilitación para su nación y para toda la humanidad. En este contexto dijo la madre de los creyentes, Aisha, que Al-lah esté complacido con ella: “‘Siempre que el Profeta  podía elegir entre dos cosas elegía la más fácil, mientras no signifique un pecado. Y si era un pecado era la persona que más se alejaba de ello. El Mensajero de Al-lah nunca se vengó (de alguien) por su propia satisfacción pero sí lo hacía cuando las prohibiciones de Al-lah se violaban, y lo hacía por la causa de Al-lah”.

Contemplamos algunas situaciones de la historia del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, en que llamó a la religión de Al-lah, Alabado sea, con sabiduría y bellas palabras. Anas  relató: “Un hombre se dirigió al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y le dijo: ‘،Oh Mensajero de Allah!, he incurrido en algo que requiere un castigo; aplícamelo pues’. Pero llegó el momento de la oración y entonces rezó con el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Cuando terminó la oración dijo: ‘،Oh Mensajero de Al-lah!, he incurrido en algo que  requiere el castigo, aplícamelo pues de acuerdo al Libro de Al-lah’. Preguntó: «¿Has rezado con nosotros?». Contestó: ‘Sí’. Dijo: «Pues has sido perdonado»”.

Y Abu Huraira  relató: “Un beduino orinó en la mezquita, entonces algunos se levantaron (para reprenderlo), pero el Mensajero de Al-lah  dijo: «Dejadlo, no lo interrumpáis.» Y cuando terminó pidió un balde con agua y lo volcó allí”.

Mu‘âwiyah Al-Sulami relató: “Mientras yo rezaba con el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, un hombre entre la gente estornudó, entonces le dije: ،¡Qué Al-lah tenga misericordia de ti!’, y la gente me miró desaprobándome. Entonces dije: ‘،Pobre de mí! ¿Por qué me miráis así?’ Ellos comenzaron a golpearse los muslos con las manos, cuando vi que me exigían silencio (me enojé) pero me callé. Cuando el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, terminó la oración, y afirmo que: ،Por mi padre y por mi madre! Nunca vi antes que él ni después que él un maestro que enseñase mejor, ya que ،Por Al-lah! No me regañó, no me golpeó y no me denigró, sino que dijo: «Ciertamente durante la oración no corresponde hablar con la gente. Ella es sólo para glorificación, engrandecimiento (de Al-lah) y recitación del Corán».

No cabe duda de que si buscamos en el Sagrado Corán y la tradición de nuestro Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, encontraremos aspectos de tolerancia, facilitación y piedad que acaban con todos los aspectos de extremismo, fanatismo y violencia que el mundo sufre actualmente. En lo que se refiere a la fe, encontramos que el Islam no obliga a nadie abrazarlo, sino garantiza la libertad de fe para todos. Al-lah, Alabado sea, dijo: {لَا إِكْرَاهَ فِي الدِّينِ قَدْ تَبَيَّنَ الرُّشْدُ مِنَ الْغَيِّ}”Una vez establecida la diferencia entre la guía correcta y el desvío no se puede forzar a nadie a creer”. Y dice también: {وَلَوْ شَاءَ رَبُّكَ لَآمَنَ مَن فِي الْأَرْضِ كُلُّهُمْ جَمِيعًا أَفَأَنتَ تُكْرِهُ النَّاسَ حَتَّىٰ يَكُونُوا مُؤْمِنِينَ} “Si tu Señor hubiera querido [imponérselos], todos los habitantes de la Tierra habrían creído. ؟Y tú piensas que puedes obligar a la gente a ser creyente”.

Y con respecto a la adoración, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, llamó a la facilitación y alivio y ordenó alejarse del fanatismo. Dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: «Gente! Algunos de vosotros hacéis huir a los otros (de las buenas obras). Si alguien dirige a otros en la oración, que la haga leve, pues entre ellos puede haber enfermos, débiles y gente con asuntos urgentes que atender». En este sentido, cuando algunas personas se quejaron de Mu’adh Ibn Yabal, que Al-lah esté complacido con él,  el Profeta le dijo: «¿Por qué no recitas en la oración: sûrat al A’la (la sura 87)  y sûrat ash Shams (la sura 91) entre otros?» y en otro relato: “pues detrás de ti puede haber enfermos, débiles y gente con asuntos urgentes que atender”. Y Anas bin Mâlik relató que, una vez, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, entró (a la mezquita) y vio una cuerda entre dos columnas. Preguntó: «¿Para quién es esta cuerda?» Le dijeron: ‘Esta cuerda es para Zaynab; cuando se cansa de rezar se cuelga de ella (para seguir de pie rezando)’. El Profeta dijo: «No, desatadla; cada uno debe rezar mientras se sienta con fuerzas; y si se cansa debe sentarse». Relató Yabir, que Al-lah esté complacido con él: “Salimos en un viaje; entonces uno de los hombres que nos acompañaban fue herido gravemente por una roca, y cuando durmió tuvo sueños eróticos, al levantarse preguntó a sus compañeros si se le permite hacer al-tayammum (golpear el suelo con la palma de las manos y luego soplarlas y pasarlas  por la cara y frotarlas entre sí), dijeron: No, no tienes licencia mientras que puedas utilizar el agua, el hombre se lavó y luego murió; cuando informamos al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: Lo han matado, ¡Qué Al-lah los maté! ¿Por qué no preguntaron por lo que no sabían, pues la cura de la ignorancia es la pregunta; le bastaba hacer al-tayammum, atar su herida con un pedazo, enjugarla y lavar el resto de su cuerpo”. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, ordenó a Imran Ibn Husain, que Al-lah esté complacido con él, cuando era enfermo diciéndole: “Reza poniéndote de pie, si no puedes, sentado, y si no puedes acostado”. También el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Se me dio la tierra como lugar de oración y para purificación (tayammun). Cualquiera de mi nación puede ofrecer su oración donde se encuentre”. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, encarnó la tolerancia prácticamente, por tanto, esta virtud se convirtió en una imagen iluminada que afirma la grandeza del Islam. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, hablando de la oración, que trata del rito más grandioso de la religión, dice: “Yo entro en la oración queriendo alargarla, pero al escuchar a un niños llorando la abrevio porque me dio cuenta de que su madre sufre por su llanto”.

Con respecto a los tratados, la legislación islámica incitó a la tolerancia y facilitación, evitar poner dificultades para la venta, compra y exigencia. En este contexto dice Al-lah, Glorificado sea: {يَا أَيُّهَا الَّذِينَ آمَنُوا لَا تَأْكُلُوا أَمْوَالَكُمْ بَيْنَكُمْ بِالْبَاطِلِ إِلَّا أَنْ تَكُونَ تِجَارَةً عَنْ تَرَاضٍ مِنْكُمْ لَا تَقْتُلُوا أَنفُسَكُمْ إِنَّ اللَّهَ كَانَ بِكُمْ رَحِيمًا} “Oh, creyentes! No estafen ni usurpen injustamente, sino que comercien de mutuo acuerdo. No se maten a vosotros mismos. Al-lah es Misericordioso con vosotros”; y dijo también::{وَإِنْ كَانَ ذُو عُسْرَةٍ فَنَظِرَةٌ إِلَى مَيْسَرَةٍ وَأَنْ تَصَدَّقُوا خَيْرٌ لَكُمْ إِنْ كُنْتُمْ تَعْلَمُونَ}” “Si [quien os debe un préstamo] atraviesa una situación difícil, concededle un nuevo plazo de pago hasta que esté en condición de saldar la deuda. Aunque si supierais la recompensa que tiene, haríais algo mejor aún para vosotros: que es condonarle la deuda”. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dice: “Que Al-lah tenga misericordia de un hombre que es tolerante al vender, al comprar y al cobrar una deuda” y en otro Hadiz dice: “Que Al-lah tenga misericordia de un hombre que es tolerante al cobrar una deuda y al exigirla”. La tolerancia en la venta quiere decir que el vendedor no debe ser tacaño, exagerado en los dividendos, monopolista de las mercancías y tramposo. Por otra parte, la tolerancia en la compra requiere que el comprador trate bien al vendedor, no le estafe ni usurpe injustamente; y la tolerancia en la exigencia es la petición del hombre a su derecho o deuda con amabilidad, compasión y tolerancia.

El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, informó que la tolerancia en los tratos es una causa de salvación en el Día Final. En este sentido dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Un hombre entró en el paraíso por su tolerancia al cobrar una deuda y al exigirla”; y dijo también: “Un hombre de entre los que os precedieron fue juzgado, pero no tenía en su libro ninguna obra de caridad sino que trataba bien a la gente, era rico y ordenaba a sus sirvientes a que excusen a los que se encuentran en difíciles situaciones y no pueden pagar las deudas. Al-lah; Alabado sea dijo: Yo soy más Misericordioso con él; perdonadlo”. En el mismo sentido dice El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Al-lah dice: ¿encontráis en el infierno a cualquiera persona que había hecho algún acto de caridad? Los ángeles encuentran a un hombre que le preguntan ¿habías hecho agún acto de caridad? Responde: No, pero excusaba a la gente al venderles o tratar con ella; entonces dice Al-lah: “perdonad a mi siervo como lo hacía con mis siervos”.

                     Dicho esto, ¡espero que Al-lah nos perdone a todos!

                                              *      *       *

Alabado sea Al-lah, Señor del universo; la paz y las bendiciones de Al-lah sean con su Mensajero Mohamed, sus familiares, todos sus compañeros y aquellos que les siguen con bondad hasta el Día del Juicio Final.

¡Hermanos por la causa del Islam!

El principio de la tolerancia en el islam no se limita al trato de los musulmanes entre sí solamente , sino es un método integral de vida que cabe  toda la gente ,y Al-lah ha ordenado a sus siervos creyentes tratar bien a toda la gente: Dice Al-lah “Hablan a la gente de buenas maneras” y dice también:  {لاَ يَنْهَاكُمُ اللَّهُ عَنِ الَّذِينَ لَمْ يُقَاتِلُوكُمْ فِي الدِّينِ وَلَمْ يُخْرِجُوكُمْ مِنْ دِيَارِكُمْ أَنْ تَبَرُّوهُمْ وَتُقْسِطُوا إِلَيْهِمْ إِنَّ اللَّهَ يُحِبُّ الْمُقْسِطِينَ}،  “Al-lah no os prohíbe tratar con amabilidad y justicia a aquellos (de entre quienes rechazan la verdad) que no os han combatido por vuestra religión ni os han expulsado de vuestras hogares. Ciertamente  Al-lah ama a los justos”. Cuando Abdul-lah Ibn Umar, que Al-lah esté complacido con él, degollaba a una oveja decía a su sirviente: ¿Has regalado carne a nuestro vecino judío? ¿Has regalado carne a nuestro vecino judío?  Pues oí al El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, decir: “Ÿibrîl me recomendó tanto a favor del vecino que llegué a pensar que lo haría recibir herencia”.

De los aspectos de tolerancia también la tolerancia del alma, es decir, su generosidad y buen trato a toda la gente.

¡Oh nuestro señor, concédenos el buen entendimiento de nuestra religión, guíanos y guía con nosotros y háganos un motivo de guía!