El peligro de la hipocresía y traición sobre los individuos y estados

Alabado sea Al-lah, Dueño de los mundos; quien dice en el Noble Corán: :{الْمُنَافِقُونَ وَالْمُنَافِقَاتُ بَعْضُهُمْ مِنْ بَعْضٍ يَأْمُرُونَ بِالْمُنْكَرِ وَيَنْهَوْنَ عَنِ الْمَعْرُوفِ وَيَقْبِضُونَ أَيْدِيَهُمْ نَسُوا اللَّهَ فَنَسِيَهُمْ إِنَّ الْمُنَافِقِينَ هُمُ الْفَاسِقُونَ}  “Los hipócritas y las hipócritas son aliados unos de otros, incitan al mal y prohíben hacer el bien, y se niegan a hacer caridades. Se olvidaron de Al-lah y, por eso, Él se olvidó de ellos [dejándolos fuera de Su misericordia]. Los hipócritas están en el desvío”.

 Doy testimonio que no hay más dios que Al-lah, y que nuestro Profeta Mohammed es su siervo y Mensajero, quien dijo en un noble hadiz: “Los signos del hipócrita son tres: cuando habla, miente; cuando promete, no cumple; y si se le confía algo, traiciona” ¡Que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, con sus familiares y todos sus compañeros!

Entrando en materia…

No cabe duda de que la hipocresía es una enfermedad incurable y una epidemia mortal que destruye a los individuos y  las naciones. Es uno de las enfermedades más graves que despejan la realidad de la fe, destruyen sus bases y pilares. Es, además, un flagelo social y moral y un comportamiento grave que amenaza la seguridad la paz y la estabilidad de la sociedad. Por eso, es más grave que la incredulidad y la apostasía, porque es una enfermedad que debilita la comunidad musulmana y difunde la discordia entre sus miembros.

Además, el arma de traición y espionaje es lo más grave que amenaza la existencia de los estados a lo largo de toda la historia, que es el mejor testigo de que los estados que decayeron, se dividieron o desaparecieron les había ocurrido esto por dentro, que los traidores, espías y mercenarios a cuenta de sus patrias desempeñaron un gran papel en esto a lo largo de la historia de la humanidad. Pues los peligros que amenazan los estados por dentro son mucho más grandes de aquellos que los amenazan por fuera.

Hay que saber que la hipocresía se divide en dos clases: la hipocresía mayor y la menor. La primera clase es la mayor, la más grave de ambas. Es la hipocresía dogmática, cuando el hipócrita muestra el Islam y oculta la incredulidad. Esta clase hace que el hipócrita se queda eternamente en el infierno, y más aún, le pone en lo más profundo del infierno. La segunda clase es la menor, es la hipocresía práctica, que trata de un extravío de comportamiento y tener algunos signos de los hipócritas. Esta clase consiste en mostrar la devoción y ocultar las malas conductas e intenciones. Esta clase no excluye al hombre definitivamente de la religión, pero es un camino hacia la hipocresía mayor si el hipócrita no se arrepiente de seguirla.

El Sagrado Corán y la sunna profética nos hablan de los hipócritas, de sus características, éticas e intrigas, que no cambiaron con el paso del tiempo o con el cambio del lugar. De los signos con que se conocen los hipócritas los siguientes:

Mentir, no cumplir con las promesas, traicionar y exagerar en la discusión. Es una de las peores características de los hipócritas, con que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Son características de hipocresía práctica que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-las sean con él, aclaró en su dicho: “Hay cuatro características, y quien las tenga todas es un perfecto hipócrita,
y quien tenga alguna de ellas tiene trazos de hipocresía hasta que la abandone: cuando se le confía, traiciona; cuando habla, miente; cuando promete, no cumple; y cuando discute, exagera y transgrede”. Pues estas características hacen mal uso de los intereses de la nación y aspiran destruirla.

Siempre vemos al hipócrita mintiendo y fingirse sincero en sus dichos y hechos. Al-lah, Alabado sea, dijo:  {وَمِنَ النَّاسِ مَنْ يُعْجِبُكَ قَوْلُهُ فِي الْحَيَاةِ الدُّنْيَا وَيُشْهِدُ اللَّهَ عَلَى مَا فِي قَلْبِهِ وَهُوَ أَلَدُّ الْخِصَامِ} “Hay un tipo de gente que cuando te habla sobre temas mundanos te causa admiración por su elocuencia, y pone como testigo a Al-lah de la fe que encierra su corazón, cuando en realidad es un enemigo acérrimo y hábil discutidor”. Cuando se menciona la hipocresía, el engaño y la traición en el Sagrado Corán, recordamos la mentira. Dijo Al-lah, Alabado sea: {يُخَادِعُونَ اللَّهَ وَالَّذِينَ آَمَنُوا وَمَا يَخْدَعُونَ إِلَّا أَنْفُسَهُمْ وَمَا يَشْعُرُونَ * فِي قُلُوبِهِمْ مَرَضٌ فَزَادَهُمُ اللَّهُ مَرَضًا وَلَهُمْ عَذَابٌ أَلِيمٌ بِمَا كَانُوا يَكْذِبُونَ}، “Pretenden engañar a Al-lah y también a los creyentes pero, sin advertirlo, solo se engañan a sí mismos. Sus corazones tienen una enfermedad y [por su actitud] Dios agrava aún más su enfermedad. Sufrirán un castigo doloroso por haber mentido”. También el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, advirtió del hecho de mentir, aclarando sus malas consecuencias diciendo: “Y por otra parte, la mentira conduce al vicio. Y el vicio conduce al Fuego. Y el hombre, mientras siga mintiendo, será considerado mentiroso ante Al-lah”. También los compañeros el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le preguntaron ¿Puede el creyente ser cobarde? Dijo: Sí. Dijeron ¿Puede ser avaro? Dijo: Sí. Dijeron ¿Puede ser avaro? Dijo: Sí. Dijeron ¿Puede ser mentiroso? Dijo: No. Abu Bakr al-Seddiq, que Al-lah esté complacido con él, describió la mentira con la traición en su dicho: “La sinceridad es fidelidad y la mentira es traición”.

De estas características también la traición y el trabajo por el enemigo, que causan Cortar los lazos de amor, y el odio mutuo que, a su vez, causa la discordia, la corrupción en los tratos. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, aclaró que la traición en el Día de la Resurrección será causa de humillación y arrepentimiento. En este sentido dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Cuando Al-lah, Exaltado sea, reúna a los primeros y a los últimos, se levantará una bandera para todo traidor y se le dirá: Esta es la traición de fulano hijo de fulano”. También el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, será su adversario en el Día de la Resurrección. Dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Hay tres personas que yo seré su adversario en el Día de la Resurrección, y a quien seré su adversario en el Día de la Resurrección, le venceré: un hombre prometió en mi nombre y luego traicionó, uno que vendió a un libre y cobró su precio y un hombre que contrató a un obrero, y después de terminar el trabajo no le pagó el precio”.

Una de las clases más graves de traición es traicionar la nación y venderla por bajo precio como lo que hacen los grupos extremistas y sus seguidores que también venden sus naciones.

De las malas conductas de que el Islam advirtió es exagerar en la discusión, que es el conjunto de todos los males, el origen de toda censura y el camino de extravío que convierte la verdad en falsedad y viceversa. Al-lah, Alabado sea, denominó la exageración en la discusión “Ludd” quiere decir (enemistad acérrima). Dijo Al-lah, Alabado sea: “Hay un tipo de gente que cuando te habla sobre temas mundanos te causa admiración por su elocuencia, y pone como testigo a Al-lah de la fe que encierra su corazón, cuando en realidad es un enemigo acérrimo y hábil discutidor”. Relató Aisha, que Al-lah esté complacido con ella, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “El más despreciable de los hombres ante Al-lah es el discutidor agresivo”.

La descripción más justa de los hipócritas es (los de dos caras), y más aún, en la actualidad ya tienen más de mil caras. Son los perores hombres. En este contexto el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Entre las peores personas el Día del Juicio estarán aquellos que tienen dos caras [los hipócritas], que se presentan ante unos con una cara y ante otros con otra”.

De los signos de hipocresía también es sembrar la corrupción en la Tierra y fingirse hacer el bien. Dijo Al-lah, Alabado sea: “Cuando se les dice: “No siembren la corrupción en la Tierra! Responden: ،Pero si nosotros somos los que hacemos el bien!” ؟Acaso no son ellos los corruptores? [Sí,] pero no se dan cuenta”. Esta corrupción tiene muchos aspectos; de los cuales: sembrar las intrigas en los pueblos, revelar la debilidad en los almas de los sinceros creyentes, revelar las ideas extraviadas y los conceptos incorrectos y difundir la tentación entre la gente. Dijo Al-lah, Alabado sea: :{لَوْ خَرَجُوا فِيكُمْ مَا زَادُوكُمْ إِلَّا خَبَالًا وَلَأَوْضَعُوا خِلَالَكُمْ يَبْغُونَكُمُ الْفِتْنَةَ وَفِيكُمْ سَمَّاعُونَ لَهُمْ وَاللَّهُ عَلِيمٌ بِالظَّالِمِينَ} “Si hubieran salido a combatir, los habrían confundido sembrando la discordia, pues entre ustedes hay quienes prestan oído a lo que dicen, pero Al-lah conoce bien a los injustos”,  {وَقَالُوا لَا تَنْفِرُوا فِي الْحَرِّ قُلْ نَارُ جَهَنَّمَ أَشَدُّ حَرًّا لَوْ كَانُوا يَفْقَهُونَ}  “y dijeron: “No marchen [a combatir] con este calor”. Diles [oh, Mohamed!]: “El calor del fuego del Infierno es más intenso aún”. Si comprendieran”,  :{قَدْ يَعْلَمُ اللَّهُ الْمُعَوِّقِينَ مِنْكُمْ وَالْقَائِلِينَ لِإِخْوَانِهِمْ هَلُمَّ إِلَيْنَا وَلَا يَأْتُونَ الْبَأْسَ إِلَّا قَلِيلًا}  “Al-lah conoce a quienes pretenden desanimar [a los creyentes] de entre ustedes, y a quienes dicen a sus hermanos [que salieron a combatir]: “Vuelvan con nosotros”, [estos hipócritas] no quieren participar del enfrentamiento”. De los aspectos de corrupción también apoderarse de los bienes del ajeno y despreciarlo. Dijo Al-lah, Alabado sea:  {وَلَا تَبْخَسُوا النَّاسَ أَشْيَاءَهُمْ وَلَا تَعْثَوْا فِي الْأَرْضِ مُفْسِدِينَ} “No se apoderen de los bienes ajenos, y no siembren la corrupción y el mal en la Tierra”. De sus aspectos también destruir, matar a los inocentes, aterrorizar a los seguros, obstaculizar los intereses de la gente, no cumplir con la responsabilidad, además del soborno y apoderarse de los bienes del ajeno.

La pereza que impide hacer las adoraciones, y tener mojigatería al hacerlas, especialmente en la adoración más noble y grandiosa que es la oración. Dijo Al-lah, Alabado sea:  {إِنَّ الْمُنَافِقِينَ يُخَادِعُونَ اللَّهَ وَهُوَ خَادِعُهُمْ وَإِذَا قَامُوا إِلَى الصَّلَاةِ قَامُوا كُسَالَى يُرَاءُونَ النَّاسَ وَلَا يَذْكُرُون اللَّهَ إِلَّا قَلِيلًا} “Los hipócritas pretenden engañar a Al-lah, pero Él hace que ellos se engañen a sí mismos. Cuando se levantan para hacer la oración lo hacen con desgano, solo para ser vistos por la gente, sin apenas acordarse de Al-lah”.  {وَمَا مَنَعَهُمْ أَنْ تُقْبَلَ مِنْهُمْ نَفَقَاتُهُمْ إِلَّا أَنَّهُمْ كَفَرُوا بِاللَّهِ وَبِرَسُولِهِ وَلَا يَأْتُونَ الصَّلَاةَ إِلَّا وَهُمْ كُسَالَى وَلَا يُنْفِقُونَ إِلَّا وَهُمْ كَارِهُونَ}  “Sepan que sus donaciones no son aceptadas, porque no creen en Al-lah  ni en Su Mensajero. Ellos realizan la oración con desgano y hacen donaciones con desgano”. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: «Los rezos de alfagr y al ishaa son los más pesados para los hipócritas. Si supieran lo que hay en ellas (de bendiciones), irían a ellas aunque fuese gateando. Relató Yabir Ibn Abdel-lah, que Al-lah esté complacido con ambos, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, salió un día y dijo: “¡Oh gente!, cuidado de la asociación oculta. Dijeron: ¡Oh Mensajero de Al-lah!, ¿Cuál es asociación oculta? Dijo: cunado el hombre hace la oración como conviene ser para complacer a la gente que le está mirando, pues es la asociación oculta”.

                          Dicho esto, ¡espero que Al-lah nos perdone a todos!

                                              *      *       *

Alabado sea Al-lah, Señor del universo; la paz y las bendiciones de Al-lah sean con su Mensajero Mohamed, sus familiares, todos sus compañeros y aquellos que les siguen con bondad hasta el Día del Juicio Final.

¡Hermanos por la causa del Islam!

De los signos y señales de hipocresía: aliarse con los enemigos, contactar con ellos a cuenta de la religión y la patria con el espionaje, la traición, transferencia de las noticias e informaciones y decir los secretos de la patria. El hipócrita es un espía que apoya los enemigos de su patria a cuenta de sus familiares, vecinos y parientes. Al-lah, Alabado sea, dijo: {فَتَرَى الَّذِينَ فِي قُلُوبِهِمْ مَرَضٌ يُسَارِعُونَ فِيهِمْ يَقُولُونَ نَخْشَى أَنْ تُصِيبَنَا دَائِرَةٌ فَعَسَى اللَّهُ أَنْ يَأْتِيَ بِالْفَتْحِ أَوْ أَمْرٍ مِنْ عِنْدِهِ فَيُصْبِحُوا عَلَى مَا أَسَرُّوا فِي أَنْفُسِهِمْ نَادِمِينَ}، “Verás que quienes tienen una enfermedad en sus corazones [la hipocresía] se apresuran buscando su complacencia y dicen: “Tenemos  miedo de que nos sorprenda una derrota”. Pero puede que Dios les tenga deparada la victoria o algún otro decreto, y entonces tengan que arrepentirse de lo que pensaban”, ” {وَإِنَّ مِنْكُمْ لَمَنْ لَيُبَطِّئَنَّ فَإِنْ أَصَابَتْكُمْ مُصِيبَةٌ قَالَ قَدْ أَنْعَمَ اللَّهُ عَلَيَّ إِذْ لَمْ أَكُنْ مَعَهُمْ شَهِيدًا * وَلَئِنْ أَصَابَكُمْ فَضْلٌ مِنَ اللَّهِ لَيَقُولَنَّ كَأَنْ لَمْ تَكُنْ بَيْنَكُمْ وَبَيْنَهُ مَوَدَّةٌ يَا لَيْتَنِي كُنْتُ مَعَهُمْ فَأَفُوزَ فَوْزًا عَظِيمًا}،  Habrá entre ustedes quien se rezague, y si sufren un revés dirá: “Al-lah me ha concedido la gracia de no estar con ellos”.  Pero si por la gracia de Dios alcanzan la victoria, dirá como si no hubiera amistad entre ustedes: “،Ojalá hubiera estado con ellos!, así habría obtenido un éxito grandioso”. Pues el hipócrita se alegra si la patria y sus miembros se afectan por dolor, mal, tentación, enfermedad o desánimo. Al-lah, Alabado sea, dijo: :{إِنْ تَمْسَسْكُمْ حَسَنَةٌ تَسُؤْهُمْ وَإِنْ تُصِبْكُمْ سَيِّئَةٌ يَفْرَحُوا بِهَا وَإِنْ تَصْبِرُوا وَتَتَّقُوا لا يَضُرُّكُمْ كَيْدُهُمْ شَيْئاً إِنَّ اللَّهَ بِمَا يَعْمَلُونَ مُحِيطٌ} “Cuando ustedes prosperan, ellos se afligen; pero cuando les sobreviene un mal, se alegran. Si ustedes son pacientes y tienen temor de Al-lah, sus intrigas no les harán ningún daño. Al-lah sabe bien lo que ellos hacen”.

Pero los nuevos hipócritas añadieron a estas características (mentir, traicionar, no cumplir con los pactos y acuerdos, agitar la opinión pública y traicionar la religión) nuevas clases de engaño, que lo más destacado de las cuales es comerciar en la religión y aprovecharla para alcanzar los intereses de los grupos que quieren utilizar la religión para apoderarse a la autoridad, cubriéndose con una religiosidad formal y política. Pretenden ser los únicos creyentes y que los otros no, intentando dar una cubierta legal para sus actividades, además de traicionar la patria, despreciarla y venderla por bajo precio como lo hacen los nuevos hipócritas.

Al-lah, Alabado sea, amenazó a esta clase de hombres con que la ira de Al-lah recaerá sobre ellos en esta vida y en el más allá, y lo que planean volverá a ellos mismos. Al-lah, Alabado sea, dijo:  {وَلَا يَحِيقُ الْمَكْرُ السَّيِّئُ إِلَّا بِأَهْلِهِ}، ” pero las confabulaciones recayeron sobre ellos mismos”. También Al-lah, Alabado sea, castiga a los que siguen la hipocresía mayor con el vaivén, la inestabilidad y el terror en todos los casos. Al-lah, Alabado sea, dijo: “[Los hipócritas] vacilan entre los creyentes y los incrédulos, no se inclinan por unos ni por otros. A quien Dios desvíe no encontrará camino”. ” :{يَحْسَبُونَ كُلَّ صَيْحَةٍ عَلَيْهِمْ هُمُ الْعَدُوُّ فَاحْذَرْهُمْ قَاتَلَهُمُ اللَّهُ أَنَّى يُؤْفَكُونَ}  Pero cada vez que se alza la voz se sobresaltan, porque creen que es contra ellos. Ellos son el enemigo, sé precavido con ellos. Dios los destruirá por haberse desviado tanto”.  Al-lah les impidió comprender la guía de Al-lah y de su Mensajero, de modo que la guía y el bien  no pueden llegar a sus corazones. Al-lah, Alabado sea, dijo: “Ello es porque creyeron y luego renegaron, entonces sus corazones fueron sellados y ya no pueden discernir”. En cuanto a su castigo en el Día Final, Al-lah, Alabado sea, dijo:

Entre la gente de Medina y los beduinos que habitan a su alrededor hay hipócritas. Estos persisten en la hipocresía, tú no los conoces pero Yo sí los conozco. Los castigaré dos veces [una en esta vida con adversidades y la otra en la tumba], luego [el Día del Juicio] sufrirán un terrible castigo. El primer tormento está en la vida mundana y el segundo en la tumba, pero el mayor tormento estará en el Día del Juicio Final, cuando Al-lah agrupa a los hipócritas con sus semejantes que hacían el mal. Al-lah, Alabado sea, dijo: “[Musulmanes:] Se les informa en el Libro revelado que cuando escuchen que se blasfema o que se burlan de la revelación de Al-lah, no se queden en esa reunión con quienes lo hagan, a menos que cambien de tema, porque de lo contrario serán iguales a ellos. Al-lah se encargará de congregar a los hipócritas y los que niegan la verdad en el Infierno”.  :{إِنَّ الْمُنَافِقِينَ فِي الدَّرْكِ الْأَسْفَلِ مِنَ النَّارِ وَلَنْ تَجِدَ لَهُمْ نَصِيرًا * إِلَّا الَّذِينَ تَابُوا وَأَصْلَحُوا وَاعْتَصَمُوا بِاللَّهِ وَأَخْلَصُوا دِينَهُمْ لِلَّهِ فَأُولَئِكَ مَعَ الْمُؤْمِنِينَ وَسَوْفَ يُؤْتِ اللَّهُ الْمُؤْمِنِينَ أَجْرًا عَظِيمًا}  “Los hipócritas estarán en el abismo más profundo del Fuego y no encontrarán quién los socorra. Excepto aquellos [hipócritas] que se arrepientan, rectifiquen, se aferren a Dios y practiquen la fe sinceramente. Ellos estarán junto a los creyentes, y Dios tiene preparado para los creyentes una recompensa grandiosa”.

Para proteger los estados y su entidad, coherencia y seguridad debemos llamar la atención a la importancia de la atención de sus fieles hijos, tanto individuos como instituciones. Hay que agrupar los esfuerzos de todos los honrados para acabar con los traidores y espías que apoyan a los enemigos criminales, escandalizarlos y hacerlos un ejemplo de cualquiera que se atreve a traicionar a la patria, para conservar nuestras patrias, honras, almas y el futuro de nuestro país e hijos. Lo más importante es conseguir la complacencia de Al-lah, proteger a nuestras naciones y estados, y proteger nuestros países de ser afectadas por lo que ocurrió a otros países que no se enfrentaron con los traidores y espías, creyendo que sea una cosa trivial, pero la realidad es que no lo es, especialmente para las historias de los países.

¡Oh nuestro señor, purifique a nuestros corazones de la hipocresía,  a nuestros ojos de la traición y a nuestras lenguas de la mentira, y proteja a Egipto y a su pueblo!