:

Egipto la Kinana

Mokhtar-300x198

Egipto la Kinana está protegido,

porque Alá ha garantizado su seguridad.

Si sufre un día, pronto terminará este sufrimiento.

Vuelve al Islam como una alta fortaleza

y como válvula a la honrosa nación árabe.

Quien sea pacifista, le tiende la mano,

pero quien lo ataca, somos sus defensores.

Nunca agredimos ni aceptamos la obscenidad

ya que la hombría para nosotros consiste en construirlo.

Sólo uno de dos asuntos

o lograr la victoria o ver sus mártires.

Que preguntan la historia de sus héroes

y que comprenden que el Profeta mencionó sus soldados.

Los mejores soldados son los egipcios,

pues guardad el respeto y la altura de Egipto.

El Sinaí en el Noble Corán

Mokhtar-300x198

El Noble Corán habló del Sinaí de una manera que llama a la meditación, y asegura su importancia y rango religioso e histórico. Esto lleva a pensar mucho en la necesidad de desarrollarlo y aprovecharse de sus recursos naturales y sus lugares turísticos religiosos, naturales y terapéuticos. Alá, Exaltado sea, juró en el Corán por el Monte Sinaí: ”Juro por el Monte Sinaí, por el Libro escrito, en un pergamino desplegado, por la casa [de adoración] frecuentada, por la bóveda elevada, por el mar que se desborda”. (Corán, 52:1-6) Se nota que el juramento por el Sinaí anticipa a los demás asuntos a pesar de su rango y santidad. Es más, el título del sura es “El Monte Sinaí”. También en el sura de “La higuera”, Alá, Exaltado sea, jura de una manera clara y específica por el Sinaí, diciendo: “Juro por la higuera y el olivo, por el monte Sinaí, y por esta ciudad segura [La Meca]. Que he creado al ser humano con la mejor conformación”. (Corán, 95:1-4) El Noble Corán aludió a algunos de los bienes y los dones del Sinaí, pues dijo: “y también un árbol salido de [las tierras que circundan] el monte Sinaí, que produce aceite y condimento [delicioso] para los que comen [de él]”. Acerca de este árbol, el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Tomad el aceite y engrasaos con él ya que es de un árbol bendito”. (Relatado por Tirmidi) En el Sinaí existe la tierra bendecida de la cual el Noble Corán dijo al hablar de Moisés, la paz sea con él: “Pero cuando se aproximó a él, exclamó una voz desde la ladera derecha del valle, desde el árbol [que ardía] en tierra bendecida: «¡Oh Moisés! ¡En verdad, Yo soy Alá, el Señor de todos los mundos!» (Corán, 28:30) Y también el valle sagrado: “Pero cuando se aproximó a él, una voz exclamó: “¡Oh Moisés! ¡En verdad, Yo soy tu Señor! ¡Quítate las sandalias pues, ciertamente, estás en el valle dos veces sagrado”. (Corán, 20:11-12) Este rango que Alá, Exaltado sea, concedió a Sinaí merece que todos nosotros llevarlo en nuestros corazones y protegerlo con todo lo que tenemos. No cabe la menor duda que nuestras fuerzas armadas se encargan bravamente de defender al Sinaí, ofreciendo sacrificios caros de la vida de sus hijos en pro de la patria, en general, y, en especial, para purificar a Sinaí de los terroristas y delincuentes. Hecho que merece el agradecimiento y la estimación, de una parte, y de otra, el apoyo, sea material o moral. En un intento para arrojar la luz sobre los lugares religiosos, turísticos, naturales, civilizados e históricos en el Norte y el Sur de Sinaí, hemos decidido en el Ministerio de Habices organizar “El Concurso Mundial del Noble Corán” en la ciudad de Sharm ElSheij en colaboración con el Ministerio de Juventud y Deporte, el gobernador del Sur de Sinaí, y el diario egipcio “Al Gomhurya” que es uno de los participantes más importantes de este concurso. Así como preparamos unas giras para visitar los lugares religiosos, civilizados, turísticos y naturales del Sinaí, donde los huéspedes de Egipto de todas las partes del mundo visitan la ciudad de Al-Tor, Las fuentes de Moises, Santa Catrina por tener mucha información acerca del rango religioso e histórico de estos lugares. Este concurso incluye este año dos nuevas ramas: la primera se dedica a la memorización del Corán de los sub doce años y la segunda a la memorización de tres de las 30 secciones del Corán para los minusválidos. La organización de este concurso nace de nuestra fe que el Sinaí es y será, si Alá quiere, la ciudad de la paz y que está en el corazón y la mente de cada egipcio fiel y que los desesperados intentos de los enemigos de la Humanidad no nos harán dejar de florecer, desarrollar y proteger el Sinaí, asegurando que el pueblo egipcio es magnánimo y prolífico. Las aflicciones nos dan fuerza, rigidez, firme intención, perseverancia y persistencia hacia nuestra tierra y honor, asimismo, tenemos un empeño inigualable para afrontar y acabar con el terrorismo de sus raíces. Aprovecho esta oportunidad para elogiar a los señores predicadores que piden insistentemente trabajar en el monte Sinaí a fin de enfrentarse a las fuerzas del extremismo, así como a los organizadores de caravanas predicativas, sean las internas por parte de los ulemas de las provincias del Sur y el Norte del Sinaí o las generales mandadas por el Ministerio de Habices al Sinaí de una forma casi periódica.

Egipto es grande por su moral y civilización

Mokhtar-300x198

Sin lugar a dudas, Egipto es un gran país con sus líderes, sabios, hombres, mujeres, jóvenes, historia, civilización y su papel en la zona a nivel intelectual, cultural, militar, civilizado y humano. Quizás el factor que distinga nuestro gran Egipto sea la longanimidad, su capacidad de sobrepasar y tolerar las cosas menores y pequeñas, ya que trata a los demás según la lógica de quien dice: El necio me trata con toda fealdad, y detesto responderle. Cuanto crece su necedad, crece mi indulgencia como un palo áloe que cuanto se quema, crece su olor. Hay una diferencia clara entre la indulgencia de los fuertes y la debilidad e impotencia, pues Egipto sueña pero no se debilita. Es el hermano mayor que quiere unir sin destrozar a su familia o amenazar su entidad. En los momentos difíciles, no puede abandonar a nadie, inclusive a quienes lo han tratado mal. Si este es el asunto del hermano mayor, Egipto no ha abandonado ni abandonará las cuestiones de su nación, pero al mismo tiempo no entrará en una lucha impuesta por grupos que no calculan bien las consecuencias y no saben la experiencia y sabiduría de la política egipcia. Egipto, a lo largo de su historia, es rico con los valores y las morales. Sus ciudadanos nunca han sido engañosos o traidores, agresores y ofensivos sin razón. Egipto ha ayudado con toda su fuerza y capacidad a los hermanos y amigos. A lo largo de su historia fue conocido por la buena vecindad, la tolerancia de sus gentes, la buena convivencia y la cordialidad. Nunca han sido extremistas o exagerados y lo que ocurre de olas pasajeras o esporádicas de violencia es un raro fenómeno que rechaza la sociedad egipcia y un cumulo que se despejará tan pronto. La civilización egipcia ha concebido muchos aspectos de las otras civilizaciones, aprovechándose de lo útil y dejando aparte lo inútil de ellas. Al-Azhar, gracias a la moderación y la tolerancia a lo largo de su historia que lleva más de mil años, representa la garantía más importante de esta tolerancia y moderación no sólo en Egipto, el Mundo Árabe e Islámico, sino también en el mundo entero. He escrito algunos versos: Egipto la Kinana está protegido, porque Alá ha garantizado su seguridad. Si sufre un día, pronto terminará este sufrimiento. Vuelve al Islam como una alta fortaleza y como válvula a la honrosa nación árabe. Quien sea pacifista, le tiende la mano, pero quien lo ataca, somos sus defensores. Nunca agredimos ni aceptamos la obscenidad ya que la hombría para nosotros consiste en construirlo. Sólo uno de dos asuntos o lograr la victoria o ver sus mártires. Que preguntan la historia de sus héroes y que comprenden que el Profeta mencionó sus soldados. Los mejores soldados son los egipcios, pues guardad el respeto y la altura de Egipto. Nuestro inmortal Al-Azhar que salvaguardó las ciencias a lo largo de siglos. Y enseñó a todo el mundo que la tolerancia es el título de nuestra religión. Bendecid al Profeta Muhammad ya que es el imán y el mejor entre todos los humanos.

El concepto de la seguridad nacional

Mokhtar-300x198

Sin duda, la estabilidad de cualquier país no sólo tiene mucho que ver con el mantenimiento de su seguridad nacional, sino también con el empeño de cada individuo al nivel de esta seguridad, sobre todo, los responsables a la hora de tomar resoluciones relacionadas con el mundo exterior o influyen en ellas.

Si la seguridad nacional de cualquier país independiente es una línea roja que no se puede sobrepasarla, pues el mantenimiento de esta línea requería conciencia, cultura e instrucción continua, científica y metodológica del concepto de la seguridad nacional. Puedo decir que convocar cursos intensivos para cada uno de los responsables es ya un asunto necesario e imprescindible. Las habilidades técnicas, artísticas o administrativas no bastan para formar una visión general que conduce a la correcta dirección. En caso contrario, no habría efecto de cualquier decisión relacionado con la seguridad nacional.

Algunos no imaginan que, quizá, sus decisiones, comportamientos y relaciones puedan tener efecto en lo que se atañe con la seguridad nación. A lo mejor hacen esto sin mala intención sino por ignorar los elementos de la seguridad nacional. La etapa actual y las circunstancias de los países, la zona y el mundo necesitan que tanto el ciudadano como el responsable tener un grado alto del concepto de la seguridad nacional, sea a la hora de adoptar una resolución, establecer relaciones o firmar convenciones y protocolos.

Si el nivel de la conciencia por la importancia y la peligrosidad de la seguridad nacional se diferencian entre una persona y otra por varios motivos, como la cultura, el cuidado del interés nacional, preocupación por la patria y su alto interés, por eso, el asunto requiere:

  1. Dedicar mucho interés por la instrucción hacia el concepto de la seguridad nacional por medio de cursos intensivos de entrenamiento para cada responsable.
  2. La concienciación y la protección del concepto de la seguridad nacional por parte de los políticos, intelectuales, escritores, cultos y los medios de información, sobre todo por aquellos que tiene una perspicacia y conciencia madura del concepto de esta seguridad, tomando en consideración que es uno de los factores de la estabilidad del país.
  3. La necesidad de la coordinación con las partes interesadas antes de firmar convenios o protocolos con instituciones extranjeras para evitar cualquier penetración o influencia en nuestros intereses nacionales, aunque sea sin intención.

Aseguramos que el concepto de la seguridad nacional de cualquier país requiere estar al tanto de las situaciones políticas internas y externas, regionales e internacionales. Se debe tomar en consideración nuestra profundad árabe y africana, nuestro mundo islámico y nuestras relaciones internacionales a la hora de tomar las resoluciones importantes y vitales, asimismo estudiar su influencia sea positiva o negativa.

Indudablemente, no se puede separar por completo entre las relaciones políticas, militares, económicas, culturales, técnicas e informativas, de modo que cada institución trabaja sola. Cada institución debe comportarse de una manera que no afecta a las otras instituciones nacionales. Este asunto, seguramente, requiere un sentido nacional tan alto y una gran experiencia, de modo que tenemos que trabajar como equipo y partirnos de esta regla: “La generalidad del entendimiento y la privacidad de los cargos”, es decir, cada responsable tiene que estar totalmente a la altura del nivel de su responsabilidad, especialidad, entendimiento y concienciación, así como, las consecuencias de la adopción de la resolución a la institución a la que pertenece.

Hay que afirmar que los países no se establecen con las buenas intenciones sino con la conciencia, planificación y la atención en un mundo que está lleno de lobos. Umar Ibn Al-Jattab, Alá esté complacido con él, decía: “No soy impostor, pero éste no me engaña”. Al-Mughira Ibn Shouba decía: “Si no fuera por el Islam, usaría yo una astucia que no lo aguantaría la Península Arábiga”. Es necesario, junto a la buena intención, la perfección del trabajo. Alá, Exaltado sea, dijo: Di: “¿Queréis que os informemos de quienes son los mayores perdedores en cuanto a sus obras? “[Son] aquellos cuyas obras se han extraviado en [su afán exclusivo por] esta vida y que, no obstante, piensan que están haciendo buenas obras”. Por eso, el Noble Corán subrayó la condición de la confianza y la aptitud, pues Alá, Exaltado sea, dijo en boca de la hija de Shuaaib, la paz sea con él: «¡Oh padre mío! ¡Tómalo de jornalero: pues, en verdad, el mejor [hombre] al que puedes tomar de jornalero es alguien [tan] fuerte y digno de confianza [como él]!» Y dijo en boca de José, la paz sea con él: [José] respondió: “¡Ponme al cargo de los graneros del país; en verdad, yo sé cómo administrarlos prudentemente!”